Suscríbete a nuestro NEWSLETTER

Prueba Yamaha X-MAX 250: ¿el scooter perfecto?

Eso, al menos, es lo que durante los últimos años han pensado la mayoría de los que han buscado un scooter medio en nuestro país. Sus cifras de ventas así lo aseguran, posicionándose como el segundo scooter de cilindrada media más demandado.

  • 17/06/12
  • Daniel Navarro
  • Javier Ortega
ampliar foto

Los verás con cierta asiduidad por la calle. Desde hace años, los X-Max, tanto en su versión de 125 cc como este 250 cc son superventas y, aunque no es fácil distinguirlos entre ellos, te puedo asegurar que cuando te montas las diferencias están muy claras. Centrándonos en el 250, se trata de uno de los scooters de media cilindrada más conseguidos del mercado, muy ágil y manejable, rápido y con cierta capacidad sport, pero que al tiempo ha sabido conservar toda la polivalencia que este tipo de vehículos debe tener.

Renovados en 2010, los X-Max adoptaron una nueva carrocería y pasaron por una revisión de sus chasis y mecánica. Un nuevo frontal, en el que cambió no sólo su “look”, ahora más afilado y deportivo, sino sobre todo la cúpula; antes iba sobre el manillar como en un scooter básico y ahora va sobre el escudo frontal, fija. Tiene más importancia de lo que parece, ya que esto supone aligerar el peso directo sobre el tren delantero y aislar la dirección del “efecto vela”. Visto desde el lateral o desde la zaga, también cambió profundamente. De hecho, se pretendía (y se consiguió) que se pareciese más al T-Max. Así, aunque mantiene el tamaño aproximado de su predecesor, visualmente es más ligero y ágil.

Se cambió también el cuadro de mandos, ahora incorpora cuentavueltas, una pantalla digital en el centro y, como en el caso del T-Max, toma el look del típico de los coches deportivos. Pata de cabra lateral, con desconexión del motor y caballete central, el X-Max tiene detalles de equipamiento de alto nivel, aunque también tiene “despistes” importantes: no hay enchufe de 12v, algo que ya es típico en la competencia ni mando de cortacorrientes en el manillar: ahorro de costes manda, aunque sea en un scooter de este nivel de precio. Pero si en algo destaca este scooter es el hueco bajo el asiento “de récord”, donde puedes dejar dos integrales y algo más. Se abre desde la cerradura de contacto e incorpora un muelle para ayudar a abrirlo y mantenerlo abierto.

Sobre el asfalto

El X-Max es un scooter de éxito indiscutible. Caro, pero muy bien valorado por sus usuarios, es un scooter de buen tamaño, con un motor que empuja muy bien y una parte ciclo de calidad, donde destaca su rueda delantera de 15” (trasera de 14”), lo que lo sitúa a medio camino entre los scooters normales y los rueda alta. Consigue así una estabilidad superior a la competencia, lo que unido a su motor consigue darle ese “aura” sport que tiene y que cuando lo pruebas, convence.

Mecánicamente sigue empleando el motor Minarelli-Yamaha de 249 cc de inyección electrónica que se estrenó en la versión de 2007. Entrega 20 CV a 7.500rpm con un par de 21 Nm a 6.000 rpm: no son cifras espectaculares para un scooter de 176 kg, pero suficientes para mover con soltura al X-Max.

ampliar fotoLa estampa del X-Max 250 es muy habitual en las grandes ciudades. _©foto:_Javier Ortega

Es alto, con el asiento a 792 mm del suelo; la rueda trasera de 14” y el hueco del casco obligan a que sea así. Pero gira muy bien y con el peso muy abajo, resulta muy maniobrable, por lo que en ciudad es ágil y agradable. El motor, algo perezoso en los primeros metros, es suave y progresivo y sale suficientemente bien en los semáforos. Las suspensiones están bien calculadas: es un scooter firme y el chasis (tubular de acero) transmite muy bien lo que pasa debajo de las ruedas, en parte gracias a la firmeza de esas suspensiones que, sin embargo, no resultan incómodamente duras. Con los frenos pasa algo parecido: no se detecta un tacto demasiado seco o dureza de manetas, pero frena bien, a cualquier velocidad.

Pero es en la carretera donde el X-Max brilla más. Es un scooter bien diseñado en todos los aspectos y, aunque sobre el papel sus cifras de potencia se queden lejos de la competencia (y más de las nuevas generaciones de 300 cc), el X-Max es capaz de superar los 140 km/h de marcador sin mucha dificultad, manteniendo buena capacidad de recuperación y aceleración. Con una estabilidad fuera de duda y el resto de bondades de su parte ciclo, se puede ir muy deprisa con este scooter. Prueba de ello es el cárter del motor: cortado a bisel, para aumentar al máximo el grado de inclinación posible. Y lo que es mejor: se agradece, porque es divertido y fácil de llevar deprisa.

Valoración final

Lo mejor

  • Suavidad de funcionamiento
  • Capacidad de carga
  • Estabilidad

Mejoraríamos:

  • Precio
  • Potencia
Galería de fotos
  • Yamaha X-Max 250 2010
  • Yamaha X-Max 250 2012
  • Yamaha X-Max 250 2012
  • Yamaha X-Max 250 2012
  • Yamaha X-Max 250 2012
  • Yamaha X-Max 250 2012 negra
  • Yamaha X-Max 250 2012
  • Yamaha X-Max 250 2012
  • Yamaha X-Max 250 2012
  • Yamaha X-Max 250 2012
  • Yamaha X-Max 250 2012
  • Rueda de la Yamaha X-Max 250 2012
  • Yamaha X-Max 250 2012
  • Yamaha X-Max 250 2012
  • Yamaha X-Max 250 2012

Equipamiento del probador

1 Opiniones ¡Opina!

Prueba Yamaha X-MAX 250: ¿el scooter perfecto?
jmhuelva
2013-11-11 11 nov 2013

Mi cota 247 de 1973 ya daba 20 cv, o sea que no hemos avanzado nada. El asiento es altísimo, absténganse chicas y tallas de menos de 1,75. Por lo demás me parece una buena máquina. He probado la 125

* Campos obligatorios. Privacidad de datos en los comentarios y responsabilidad de la autoría.

Pruebas de Yamaha

Prueba Yamaha WR450F 2015: inyección de adrenalina

La saga Yamaha WRF de enduro evoluciona desde 1998

17 años después de su lanzamiento, la WR "gorda" ha evolucionado a través de cuatro generaciones manteniéndose como la mejor (...)

Prueba Yamaha YZF-R3 2015: pequeña gran deportivA2

La Yamaha YZF-R3 nos permite cambiar de dirección en un abrir y cerrar de ojos

Cuando pensamos en una moto deportiva suelen venirnos a la cabeza potencias de tres cifras, componentes de carbono y mucha (...)

Prueba Yamaha Fazer8 N 2015: equilibrio naked

Por encima de 7.000 rpm, la Yamaha Fazer8 N empuja casi como una moto de 1.000 cc

Con cuatro años a sus espaldas, Yamaha sigue confiando en la equilibrada Fazer 800 como alternativa tradicional entre las naked (...)

Más pruebas de Yamaha »

Sucríbete a nuestro boletín

····························· publicidad ·····························

Nuevos modelos de motos Yamaha

Yamaha VMAX Carbon

Yamaha V-Max Carbon.

La gama custom deportiva de Yamaha crece con una nueva versión de la VMAX, creada con motivo de la celebración (...)

Yamaha PW 50 2015

Yamaha PW 50 2015.

De tamaño pequeño y para los que buscan un comienzo en el uso off road desde los primeros años. Su (...)

Yamaha TMAX Iron Max 2015

Yamaha TMax Iron Max 2015

La nueva y reformada TMAX es una clara apuesta de Yamaha hacia el futuro y hacia la evolución. Un diseño (...)

Yamaha MT-09 Tracer 2015

Yamaha MT-09 Tracer

Yamaha pone a la venta su nueva trail asfáltica de cilindrada media con el mismo chasis y motor tricilíndrico de (...)

Yamaha YZF-R1 2015

Yamaha YZF-R1 2015

Toda una generación volcada en el espíritu superbike de la firma japonesa, que se presentó en el 72º salón de (...)

Más fichas de Yamaha »

SoyMotero.net
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER
SÍGUENOS TAMBIÉN EN
Soymotero Facebook Soymotero Twitter Soymotero Youtube Soymotero RSS Soymotero Google+ Soymotero Viemo Soymotero Instagram
©2013 EDITADA POR GLOBAL MOTOR NEWS S.L.