Noticias
VOLVER
Fotos:
SMN
Valora esta noticia

Dejar la moto en el taller es algo habitual. Lo que no es tan habitual es que para probarla se pilote a más de 200 km/h. Eso es lo que denuncia un motero de Salamanca, que advirtió que su moto había sido puesta a 222 km/h en un punto de la A-50 mientras su moto, supuestamente, estaba en el taller. El caso ya está en manos de la Guardia Civil.