Noticias
01-10-2014
Fotos:
Equipos
Valora esta noticia

Las dos últimas carreras del Mundial de MotoGP han servido para que dejemos de tratar como una deidad a Marc Márquez. Casi infalible en los dos primeros tercios del campeonato, las citas de Misano y MotorLand han demostrado que es un ser humano como cualquier otro, y que se equivoca, como tú y como yo.

Comentarios