Noticias
VOLVER
05-03-2010
Fotos:
Lightech
Valora esta noticia

Operaciones tan habituales como engrasar y tensar la cadena o, simplemente, limpiar una llanta a conciencia, se convierten en tareas mucho más sencillas si disponemos de un caballete para elevar la rueda trasera liberando el eje.

Comentarios