Competición
29-08-2019
Fotos:
rideapart
Valora esta competición

El Imperio Romano se estremecería al ver estas imágenes: una auténtica carrera de cuadrigas impulsadas por dos corceles Harley-Davidson en la Australia de los '30. Olvídate de circuitos asfaltados y monos de cuero: un coliseo de barrio, dos aurigas con muchas manos para controlar las riendas ¡y que no se les desboquen! Tras esta locura sólo nos queda claro que un tal Marc Antony se ganó la gloria del respetable.

Más Otras pruebas de velocidad

Comentarios