Opiniones
VOLVER
Fotos:
MotoGP
Valora esta opinión

Aunque no se casi nada de meteorología y todavía me queda mucho por aprender de motos, bajo mi punto de vista lo que ha sucedido entre Yamaha y Maverick Viñales no deja de ser similar a una tormenta de verano. Condiciones propicias, descarga brutal y un intento de vuelta a la normalidad en las que parece que las secuelas no importan. Pero sí, ahí están y sí, aunque el cielo ahora vuelva a su color azul la destrucción queda y volver a dejar todo en su sitio es difícil.