Opiniones
27-06-2016
Fotos:
Repsol Media
Valora esta opinión

El Mundial de MotoGP 2016 se ha convertido en una carrera de obstáculos en la que parece casi más importante no fallar que conseguir una victoria. Y quien mejor parece entender la situación es Marc Márquez, que en Assen ha conseguido mantener el equilibro entre razón y corazón.

Opiniones del mismo autor

Comentarios