Opiniones
VOLVER
Valora esta opinión

Correr en la Isla de Man es sin duda, y cada vez más, el mayor reto que se puede plantear a la valentía de un piloto, por no mencionar otros aspectos; de hecho, la idea se cruzó una vez por la mente del autor de este artículo para apartarla, muy lejos, al instante siguiente. El TT es un reto imponente, quién lo duda; pero correr allí con 72 años y sobre un monstruo bestial de otro tiempo es un verdadero sueño que sólo está al alcance de un seleccionado grupo de superdotados. Benjamín Grau es sin duda uno de ellos.

Opiniones del mismo autor