Noticias
VOLVER
Fotos:
Youtube
Valora esta noticia

A veces uno sale con la moto a hacer unos recados, a dar una vuelta o simplemente a disfrutar un poco, y a mitad de camino le entra un poco de hambre. Normalmente no encuentras dónde parar y el gusanillo se convierte en anaconda, a no ser que tengas un escape y unos granos de maíz...