Opiniones
VOLVER
13-11-2010
Valora esta opinión

Cada vez que salgo al extranjero a lomos de mi moto me hago la misma pregunta: ¿Por qué fuera de España los coches te respetan, se apartan para facilitar que los adelantes y parecen conducir con un cuidado especial cuando circulan a tu lado, mientras aquí sucede todo lo contrario?

Opiniones del mismo autor
Comentarios
Fuguillas
Vie, 28/01/2011 - 13:48
Estoy totalmente de acuerdo, yo también quiero poner unos ejemplos. Los niñatos que van con su carnet y su coche nuevo “picándose” con todo cuanto vehículo digno de retar se les ponga por delante pegándose al “culo” como si fuera para mirarse en tú propio retrovisor a pesar de que un pequeño gopecito en mi rueda trasera puede matarme mientras estos energúmenos están tan tranquilos sentados en sus volantes deseando salir disparados detrás de tí cuanto más pegados mejor para poder “ganarte la carrera”.

Yo también estoy desesperado con estas situaciones, ¡DIARIAS! y voy a optar por llevar en mi bolsillo una piedra del tamaño de mi mano, y al primero que quiera jugarse MI VIDA tendrá que jugársela con la piedra y su parabrisas.

¡YA ESTÁ BIEN! EDUCACIÓN VIAL SI, PERO RESPETO MÁS, SEGUIMOS SIENDO PERSONAS… O NO?

Gracias por tú artículo.

Jonse
Lun, 20/12/2010 - 21:09
Sarah, mucho me temo que mientras las autoescuelas dependan de la DGT (o sea, de interior) seguirán dedicándose más a recaudar que a enseñar. El negocio de la seguridad vial es tan apetitoso que difícilmente van a renunciar a él. Se trata de un contubernio infame que hiede a mafia de la peor ralea.
Pero lo más grave es que juegan con nuestra seguridad,por acción y omisión, y eso sí que no se lo perdono.

Sarah
Dom, 19/12/2010 - 19:54
Creo que eso que comentas, Jonse, si llega, tardará. Quizás prefieran dejarles ese trabajo a las autoescuelas, mientras que en éstas solo te enseñan a llevar un vehículo y las normas. Pero, como en mi caso, cuando un profesor de autoescuela te dice: “Tú no adelantes por la derecha aunque el del carril izquierdo vaya a 80, que te suspenden. Cuando te saques el carnet ya haces lo que te dé la gana”, pues una pierde algo de fé en este colectivo. Claro que hablo en mi nombre, no pretendo desprestigiar a nadie, pero es mi opinión. Parece que debemos ser nosotros quienes vayamos concienciados…

Jonse
Lun, 13/12/2010 - 23:29
Tienes razón, Sarah: cada vez hay más motoristas negligentes, torpes y maleducados, de esos que circulan a toda pastilla por las aceras, arrancan sin mirar con el semáforo en rojo o conducen sin prestar atención a lo que les rodea. Pero a diferencia de los que van en coche esos suelen “neutralizarse” solitos.
El problema es que nadie les ha educado ni formado adecuadamente, y pasa lo que pasa.
¿Para cuándo una asignatura de educación vial en el colegio y una profunda revisión de la enseñanza recibida en las autoescuelas?

Sarah
Mié, 24/11/2010 - 13:51
Excelente artículo, compañero. La verdad es que indigna ver cómo en este país estamos tan perjudicados. Sin embargo, me gustaría aportar también como factor clave de este hecho, no solo la mentalidad del conductor de coche, sino del resto. Ya sabéis cómo funciona esto, unos cardan la lana y otros se llevan la fama. Yo también llevo coche y me he llevado algún que otro sustillo por algún chavalín en scooter que van por donde quieren, y quizás sea eso lo que a ellos les incita a pensar que todos somos así. Posiblemente en el extranjero, esos comportamientos en scooter tampoco existan, por lo que los automovilistas no tendran tan mala impresion de nuestro colectivo. No podemos modificar la mentalidad de otros, pero creo que la clave es: ser buenos conductores nosotros. Demos ejemplo de lo que de verdad es un motero como dios manda. En cuanto al gobierno… sólo podemos seguir manifestándonos.

juanitoelcamina
Mié, 17/11/2010 - 21:39
Totalmente de acuerdo con tu exposición, siento una gran indignación, de ver que esto va a mas, y seguimos siendo un colectivo, marginado por nuestros gobernantes, automovilistas y parte de la opinión pública, a pesar de que demostramos que este país es de motos por muchas razones, y nadie lo va a cambiar, al reves, va en aumento el parque movil de dos ruedas, pues tarde o temprano tendrán que contar con ello, la pena es que mientras tanto siguen viniendo desgracias y mas desgracias a muchas familias…

PD. un 0 para los medios de comunicación que por unos motivos u otros no le dan nada de importancia a nuestras reivindicaciones…

Un abrazo amigo y compañero…

Enric Pugès
Lun, 15/11/2010 - 15:25
Excelente artículo,Joan. Ciertamente la educación vial es un tema a mejorar. Yo conduzo moto y he tenido sustos porque algún coche no me ha respetado. Además quien siempre pierde es el motorista. No obstante y para ser justos, tambien hay que decir que hay un cierto número de motoristas que con su comportamiento desacreditan al colectivo motero.

Charly TNT
Dom, 14/11/2010 - 21:25
Totalmente de acuerdo Joan. Los auténticos motoristas somos víctimas de la incompetencia ajena. Desde la administración y sus perversos y simplificadores mensajes hasta la legión interminable de cretinos al volante que han creado. Ahora incluso los suben a las dos ruedas con esos carnets de tómbola. Me pido un libro ya.

Jordi Cortès
Dom, 14/11/2010 - 14:43
Como siempre das en la diana Joan. Vivimos en un país con una clase política evidentemente mejorable y unos ciudadanos que lejos de respetar las normas básicas de convivencia proyectan todas sus fustraciones en el más débil. Me alegra que los que podais expresaros para el gran público lo reivindiqueis. V’ss

Gustavo Cuervo
Dom, 14/11/2010 - 01:18
La educación vial es más que esencial, VITAL y en España ninguna Comunidad se plantea esta cuestión en sus planes de educación. ¿ Seran los conductores del futuro aun mas agresivos que los actuales?. Lucharemos por que no sea asi. Hoy 13 de Noviembre 2010 en Madrid un nuevo exito de la manifestación motera. Seguiremos luchando. http://www.youtube.com/watch?v=VzHnp2HXx78
Un abrazo Joan

Jorge
Sáb, 13/11/2010 - 22:02
Qué razón tienes. El año pasado tuve la oportunidad de circuilar por Roma con un scooter de esos de alquiler. el pavimento espantoso, mi guardia baja al ir mirando el paisaje a la vez que conducía y buscando caminos que no conocía, pero del famoso tráfico caótico de Roma, nada de nada. Me sentí 1.000 veces más seguro que en Madrid, porque los coches allí tienen siempre presente al motorista.