Noticias
VOLVER
30-01-2017
Valora esta noticia

Practicar enduro conlleva algún que otro peligro pero quizás que seas atropellado por un animal no entran entre los que pensarías en las primeras de cambio. Sorprende como a estos dos aficionados húngaros son sorprendidos de repente por un ciervo que decide no hacer prisioneros.

Comentarios