Suscríbete a nuestro NEWSLETTER

Me he caído... ¿qué hacer? Consejos en caso de accidente de moto

Nos gustaría que nunca tengas que recordar este artículo, porque nunca te caigas en moto. Pero el dicho popular dice que hay dos tipos de motoristas: los que se han caído y los que se van a caer. Veamos qué hacer cuando las dos ruedas no bastan...

¡Danos tu opinión! 18/01/18 - por Josep Armengol

ampliar foto
  • 18/01/18
  • Josep Armengol

Te puede interesar:

Nunca es agradable pensar que te puede pasar algo malo, pero el dicho es bastante inefable. Sí, los años te demuestran que efectivamente están los motoristas que ya se cayeron, y los que todavía no se han caído pero que algún día les tocará. No es que sea “obligatorio”, pero andar sobre dos ruedas es lo que tiene: ¿conoces a alguien que monte en bici y que nunca se haya caído? Yo tampoco.

Ahora, también es bueno saber que muchas caídas ocurren sin más daños que algún plástico arañado. Y sin más heridas que las del orgullo, que duele porque siempre piensas que podrías haber hecho algo por evitarlo, pero se cura rápido. Podemos distinguir tres tipos de caídas: cuando se trata de caídas leves en solitario, cuando son menos leves, o cuando hay alguien más implicado. Cuando hay un accidente hay que recordar que lo primero es proteger la zona y los implicados, lo segundo avisar para pedir ayuda, y después ya socorrerles. Cuando es cosa nuestra, veamos qué puede habernos pasado y cómo proceder.

Caída leve

Es lo más habitual, sobre todo al principio (igual que montando en bicicleta) forma parte del aprendizaje el tener alguna caída leve, sin que intervenga nadie más y sin más consecuencias que el orgullo dolido.

La más leve es la caída en parado o a baja velocidad: moviendo la moto en la acera o el garaje, bajando o subiendo de un bordillo, moviéndose entre coches atascados… Ahí aprendes cómo maniobrar en esas circunstancias, a evitar hacer topes de manillar que te dejan sin margen, a no meterse por donde no sabemos seguro si pasaremos, o a no perder el apoyo de los pies. Para subir bordillos por ejemplo hay que hacerlo siempre bien perpendicular a éste (cruzado), pues si lo intentamos más paralelos la rueda no subirá y… adiós.

ampliar fotoCaída en parado: no pasa nada... pero duele el orgullo.

Cuando te caes de esta forma, muchas veces la que se cae es la moto y tú te quedas en pie. Es bueno darse cuenta a tiempo de que el equilibrio “se acabó” y no luchar contra lo imposible, porque podrías hacerte daño al intentar evitar que la moto acabe en el suelo, incluso estando parado, por el peso de la propia moto.

También es bastante típica la caída en marcha a baja velocidad, que a veces no es sino prácticamente una de las anteriores. Lo que pasa es que, en lugar de estar apenas detenidos, el mal momento o desequilibrio ocurre cuando estamos todavía en marcha. Con suerte también en este caso sólo la moto acabará en el suelo y tú te mantendrás en pie, pero puede ser que también acabes comprobando lo duro que está el asfalto y cuánto “tira” la fuerza de la gravedad… Apenas resbalarás con lo que te llevarás algún moratón del golpe, dolores durante unos días y poco más. Aquí el equipamiento ya sí importa: en verano y si no vas bien tapado, aparte del golpe algún arañazo se llevará la piel. Y descubrirás la importancia de llevar guantes.

Caída menos leve

Si seguimos escalando, lo siguiente es que suframos una caída a una velocidad que ya no sea tan baja. Tampoco hace falta que sea muy rápido: incluso a velocidad urbana (por debajo de 50 km/h) es posible descubrir cuánto se puede resbalar sobre el asfalto cuando no estamos andando sobre nuestras dos (o tres) ruedas. En invierno, con el suelo húmedo, puede ser más fácil que esto ocurra y también resbalaremos durante más tiempo, pero como normalmente iremos mejor equipados y el suelo será menos abrasivo, las consecuencias serán, con suerte, leves.

La clave, cuando ya vas a resbalar unos metros, empieza a estar en la suerte y lo que tengas alrededor. Para empezar, el resto del tráfico, pues las peores lesiones te las puede producir un coche cercano (o de frente) que te atropelle cuando estás en el suelo. Después, los elementos fijos que estén cerca o en tu trayectoria de deslizamiento. Es decir: bordillos, señales o el temido guardarrail.

ampliar foto

Con suerte, y hay que decir que es lo más frecuente, una caída a mediana velocidad se saldará sólo con el disgusto de ver la moto algo rota y arañada, nuestras prendas también marcadas, y nada más. Alguna quemadura o rozadura en algún punto poco protegido, la marca del golpe inicial, y poco más. Con menos suerte, pues tanto la moto como nosotros podemos sufrir peores consecuencias, y cualquier golpe será mucho menos grave cuanto mejor protegidos (equipamiento) estemos.

¿Podemos seguir?

Lo primero es comprobar si no tienes ninguna lesión que te impida continuar. No te pases de valiente, no sea que empeores algo leve: si no estás seguro, quédate quieto y llama al 112 o que lo haga quien se pare a ayudarte. Recuerda que la descarga de adrenalina del momento impide apreciar dolores que luego irán saliendo. Los profesionales (personal sanitario de la ambulancia), al saber que te has caído en moto, aplicarán su protocolo aunque tú te sientas perfectamente y sólo te duela algo concreto; no te asustes y déjales hacer que es por tu bien. Y si efectivamente luego sólo necesitas una tirita y una palmada en la espalda, ¡mejor!

Luego, la moto. Muchas caídas leves, y bastantes menos leves, no tienen tantas consecuencias como para dejarnos parados. Conviene comprobar si alguna pieza se ha doblado, si nos permite mantener el control sin impedimentos y con seguridad. Una maneta doblada, por ejemplo, puede seguir frenando, pero hay que fijarse si el material se ha agrietado (podría partirse) pues el aluminio no es muy maleable; por eso nunca hay que intentar enderezarla pues se romperá. Un semimanillar ligeramente doblado o desplazado, también puede poderse recolocar sin mucho problema.

ampliar fotoLos arañazos son feos, pero sin fugas se podrá seguir

Cuidado con partes del motor arañadas: si se llega a producir agujero (o la pared se queda muy fina y en marcha no resiste la presión interna) la moto no debe moverse, por insegura y porque provocarías una avería peor. Tampoco, obviamente, si se ha agujereado el depósito de gasolina, y cuidado -con el de refrigerante (en muchas motos algo expuesto en un lateral) o el radiador, pues una pequeña fuga irá a peor con el motor caliente y el sistema ya bajo presión. Para todos estos casos lo mejor es, después de recuperarse del susto y comprobar si estamos físicamente en condiciones, arrancar la moto si supera la inspección visual y dejarla un rato en marcha, quieta, “a ver”. Lo último que necesitamos es una segunda caída que pudiera tener peores consecuencias. Ante la duda, para eso está la cobertura de asistencia del seguro: llama, que te recojan a ti y se la lleven a ella al taller.

Accidente con terceros

Si llevabas pasajero los cuidados que se aplican a ti también servirán en su caso lógicamente. Es posible que la caída fuera provocada porque otro vehículo hiciera una maniobra indebida, o que vuestras trayectorias se cruzaran por el motivo que fuera. En ese caso ya no hablamos de una caída en solitario sino de un accidente con terceros.

Con suerte también será leve (si el otro es un coche, para él casi seguro que sí) pero no dejes de avisar a las autoridades para que te ayuden a comprobar que todo se hace correctamente, se toman los datos de los dos vehículos y conductores, y se analiza la situación para poder determinar luego claramente las responsabilidades. Recuerda que 2 de cada 3 accidentes entre una moto y otro vehículo está provocado por el otro, pero a veces no es fácil demostrarlo, y menos fácil que lo reconozcan. Por eso la presencia policial puede ayudar a aplacar ánimos y esclarecer responsabilidades. Y si tienes claro que no fue culpa tuya, lucha por la razón y después por la correspondiente indemnización: arreglo de la moto (te dejaran sin ella un tiempo aunque fueras inocente) y compensación por los daños producidos.

  • 18/01/18
  • Josep Armengol
Galería de fotos
  • En caso de caída... ¿qué hacer?
  • En caso de caída... ¿qué hacer?
  • En caso de caída... ¿qué hacer?
¡Sé el primero en comentar!

* Campos obligatorios. Privacidad de datos en los comentarios y responsabilidad de la autoría.

, , , ,

····························· publicidad ·····························

ÚLTIMAS CONSULTAS MOTO NUEVA

Chica con carné A2 busca naked nueva para todo uso

Chica busca naked para carné A2

Montse tiene carné A2 y ha llevado antes algún scooter. Busca una naked nueva para usar a diario: necesita ir (...)

Ventajas para discapacitados al comprar una moto

Qué ventajas fiscales tienen los discapacitados

Nos ha contactado Rubén porque tiene una discapacidad física y quiere comprarse una moto (BMW R 1200 RT). Nos pregunta (...)

Scooter nuevo de más de 125 para hacer pocos kilómetros por ciudad

Busca scooter nuevo de más de 125cc

Miguel busca un scooter de más de 125 para todo tipo de uso, aunque suelen ser trayectos cortos de ciudad. (...)

¿Custom o naked retro para motero en busca de la tranquilidad?

Una custom o naked para motero tranquilo

Juan Manuel tuvo una BMW 600 hace años y ahora busca una moto para pasear sin prisas. No tiene una (...)

Una trail o naked para salidas de fin de semana con carnet A2

Comprar trail o naked para carné A2 y salidas con amigos

Gabriel ha llevado motos de baja cilindrada desde pequeño pero cumplidos los 50 quiere sumarse a las salidas que hacen (...)

MÁS CONSULTAS DE MOTO NUEVA »

Sucríbete a nuestro boletín

····························· publicidad ·····························
····························· publicidad ·····························
····························· publicidad ·····························
SoyMotero.net
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER
SÍGUENOS TAMBIÉN EN
Soymotero Facebook Soymotero Twitter Soymotero Youtube Soymotero RSS Soymotero Google+ Soymotero Viemo Soymotero Instagram
©2013 EDITADA POR GLOBAL MOTOR NEWS S.L.
HAZ TU CONSULTA MotoGuía: el consultorio de SoyMotero.net Sección patrocinada por