Competición
20-03-2014
Fotos:
SMN
Valora esta competición

Sin duda una carrera nocturna es un gran espectáculo, la plasticidad de las motos bajos los focos, los escapes escupiendo fuego, los frenos al rojo vivo en la frenada, las chispas saltando en cada caída, las viseras semi-transparentes de los pilotos… Pero conseguir que todo se vea bien de noche tiene mucho trabajo y no es tan mágico.

Comentarios