Competición
16-07-2019
Valora esta competición

El GP de Gran Bretaña de 2018 no se disputó porque el asfalto no drenaba agua, y llovió mucho. Fue un desastre que obligó a reasfaltar, por segunda vez en un año, el circuito: el nuevo asfalto es reciente, la F1 acaba de correr allí y sus pilotos dicen que no parece óptimo para las motos porque sigue bacheado...

Comentarios