Suscríbete a nuestro NEWSLETTER

Por los Montes de Cuenca y la Sierra de Albarracín

Una ruta cargada de paisajes espectaculares y rincones de fantasía con una concentración histórica y cultural en sus extremos que merece la parada de un día completo para entenderlos y disfrutarlos.

  • 25/12/17
  • Tomás Pérez Sánchez
  • SMN
ampliar foto

Una ruta que contiene dos sierras en su discreta distancia, con carreteras divertidas para los más quemados y trabajosas para los más abandonados de la conducción. Una ruta con rincones espectaculares, que se levantan a veces repentinamente, como si permanecieran agazapados justo antes de nuestro paso.

A lo largo de estos casi 270 kilómetros, cruzaremos los mares de viñas manchegos, pasaremos junto a los juegos prehistóricos que hizo el terreno para esculpir algunas figuras fantasmagóricas sobre las lomas de la serranía conquense, nos sumergiremos en gargantas fluviales que parecen sacadas de un relato fantástico y llegaremos por fin a un enclave amurallado que nos llevará, cuando tomemos aire al contemplarlo, a vivir cualquier cuento de las mil y una noches.

Albarracín es un enclave nombrado Monumento nacional, que cuenta además con la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, y propuesta por la UNESCO, si no fuera suficiente, para ser declarada Patrimonio de la Humanidad. En cualquier caso, el enclave de esta histórica población resulta tan espectacular que nos forzará el cuello para mirar hacia arriba desde la moto,obligándonos finalmente a parar y apearnos, para adentrarnos en un casco urbano que dibuja sobre la pendiente un laberinto de calles estrechas y esquinas afiladas. Pasar de largo por Albarracín representa todo un atentado contra la belleza, un menosprecio de nuestra historia labrada sobre las fachadas y sobre su muralla, una falta imperdonable de sensibilidad y la patente muestra de una falta de gusto lamentable.

Planteado de forma positiva, tal y como siempre es el motorista, detenerse en Albarracín nos llevará a dar un paseo por el tiempo en el que la cultura árabe nos sacaba de la impenetrable oscuridad en la que la Edad Media sumió el conocimiento, el arte y las ciencias occidentales. Esa parada en Albarracín nos llevará flotando sobre la alfombra mágica de nuestra imaginación por los siglos X y XI, dejando la mirada arriba, sobre el alcázar bereber que fue su castillo, o de un solo paso hasta los primeros tiempos del Renacimiento, en los que se construyó el edificio sobre el que reside el actual ayuntamiento. Sí, un paseo de ensoñación que también podrá plantarse frente al siglo de barroco, representado en la portada del Palacio Episcopal.

Albarracín, un verdadero regalo de fantasía para el motorista viajero, sobre el que podrá poner su punto final a esta ruta tan densa para la contemplación y tan apasionante para vivir su paso tras el manillar de una moto.

Pero antes de arrancar, mencionemos dos puntos de repostaje que podremos encontrar en la ruta. Fijaremos dos particularmente para los que partan desde Madrid, y vayan a cubrir los 150 kms que les separan de Belmonte, el punto de arranque de esta ruta, donde hemos fijado también el descanso del motero. En Rivas Vaciamadrid, en el vía de servicio de la A-3, a la altura de su km 14. Y también en Fuentidueña de Tajo, a la altura del Km 68,200 de la A-3, encontraremos una segunda estación de servicio Shell.

Tramo 1: Belmonte-Huete

Distancia: 75,5 km
Trazado: Muy recto, muy rápido y con arcenes
Firme: Excelente
Agarre: 7 en seco / 6,5 supuesto en mojado.

Viajaremos a lo largo de la CM-3011 y de la CM-310 por terrenos de girasoles, formaciones de olivos, trozos de barbecho o pedazos de rastrojos, cuadrículas caprichosas que al fin y al cabo, con la complicidad de las vides, forman el paisaje de La Mancha.

ampliar foto

Tramo 2: Huete-Priego

Distancia: 50,8 km
Trazado: Mixto (CM-310)
Firme: Bueno
Agarre: 7 en seco / 6,5 supuesto en mojado.

A partir de Huete, la carretera comienza a serpentear suavemente entre pálidos cerros que muestra la timidez de unas pinceladas grises, otras pardas y algunas rosadas, para que a continuación empecemos a ver algunos asentamientos de coníferas tupiendo las lomas.

Justo antes de llegar a La Peraleja, la carretera inicia una bajada delante de la que se abre una amplia depresión, con una línea de paredes labrada enfrente por la erosión del terreno, que parece formar las gradas de un extenso estadio natural; un escenario que representa tan sólo el prólogo de nuestro primer objetivo, porque, al coronar esa elevación, el panorama nos muestra expuesta a lo lejos, en toda su amplitud, la grandiosidad de Los Montes de Cuenca.

Tramo 3: Priego-Beteta

Distancia: 38,3 km
Trazado: Mixto y estrecho
Firme: Bueno
Agarre: 7,5 en seco / 6,5 supuesto en mojado.

Inmediatamente después de cruzar Priego, la CM-2023 se estrecha y se retuerce sobre un terreno que poco a poco eleva las paredes de una preciosa garganta labrada por el intrincado cauce del río Escabas, un auténtico espectáculo que la erosión de unas aguas paleolíticas esculpió sobre la roca caliza (Foto KM 31).

Poco después de Cañamares, atravesamos un túnel, bajo y estrecho, que se hace muy largo a las sensaciones del motorista viajero, para que a la salida descubra el mar de pinos que con su carismático aroma nos dé la bienvenida a los primeros paisajes que nos sitúan dentro de la Serranía Conquense.

Tramo 4: Beteta-Tragacete

Distancia: 40,3 km
Trazado: Mixto y estrecho
Firme: Bueno
Agarre: 7,5 en seco / 6,5 supuesto en mojado

Poco después de cruzar Beteta, tomamos la CM 2106, que empieza con un trazado amplio y rápido que tan sólo representará un espejismo, porque enseguida la calzada se estrechará y retorcerá, serpenteando entre pinos para brindar una oportunidad a la conducción más divertida; aunque debemos de poner mucha atención sobre cada curva, porque buena parte de ellas son ciegas y con un trazado verdaderamente inesperado. Además de ello, deberemos de ser prudentes en las inclinadas, porque, si siempre está prohibido caerse en carretera, no hablemos ya con guardarraíles en los márgenes que se apoyan sobre soportes con sección de hache.

La carretera se ha elevado y transitamos por un altiplano plagado de coníferas. La altitud se siente en la temperatura y en el aire que respiramos, tanto nosotros como la moto. Y en el Km 62, encontramos el nacimiento del río Cuervo (FOTO).

Tramo 5: Tragacete- Frías de Albarracín

Distancia: 31,4 km
Trazado: Muy estrecho, retorcido. Luego ancho y más rápido
Firme: Bueno
Agarre: 7 en seco / 6 supuesto en mojado.

En el km 4, una mirador que ofrece una panorámica espectacular de lo que acabamos de dejar atrás.

Al coronar sus 1.617 metros, dejamos atrás la Serranía de Cuenca para pasar a la provincia de Teruel, en la Comunidad de Aragón, encontrándonos con la Sierra de Albarracín. Con el comienzo de la bajada, que resulta casi imperceptible al principio, la carretera (Ahora llamada A-1704) gana una anchura considerable, el trazado se suaviza y los guardarraíles desaparecen. En el km 23, encontramos una indicación para desviarnos unos metros y disfrutar de una vista panorámica. La masa de pinos ha desaparecido, tan sólo quedan algunos ejemplares bajos, diseminados en el terreno, con el monte bajo, y en el km 18, a la izquierda, tenemos la oportunidad de detenernos para sacar nuestra cámara.

Tramo 5: Frías de Albarracín-Albarracín

Distancia: 32,2 km
Trazado: Mixto retorcido y con cambios de dirección
Firme: Excelente
Agarre: 7 en seco / 7 supuesto en mojado.

ampliar foto

Tras cruzar Frías de Albarracín, la A-1704 se ondula y se eleva para tomar la breve ascensión al puerto de Las Banderas y sus 1.584 metros de altitud. Tras la bajada, alcanzaremos la localidad de Calomandre, con la espectacularidad que levanta a nuestra izquierda el cañón de Los Arcos, para que la carretera transite a continuación por la amplia garganta que abre el río Royuela, sugiriendo en nuestro camino, aunque sólo sea con su nombre, la novela más famosa de Julio Cortázar.

9 km antes de nuestro destino final, cambiamos de dirección para tomar la A-1704, una carretera que serpentea con un trazado divertido, por una calzada estrecha y acotada por guardarraíles, a lo largo de 5 km, cambiando después a la A-1412, una réplica en trazado y características de la anterior, con un bosque formado por los chopos que se erigen a nuestro lado entre las paredes de caliza que acotan una carretera que por fin nos dejará en nuestro destino: Albarracín.

Hotel Palacio Infante Don Juan Manuel
Tlf: 967 170 784

ampliar foto

La planicie se extiende hasta todo lo que alcanza la vista. Así es La Mancha. Y sobre la única elevación que resalta sobre el horizonte se va adivinando Belmonte, la villa que vio nacer a Fray Luis de León. Tres molinos, plantados sobre una loma, nos dan la bienvenida, con la misma templanza que saluda cada atardecer desde los tiempos en los que el Ilustre Hidalgo se dejaba caer por estos lares. Tras ellos, el palacio del Infante Don Juan Manuel, junto a la colegiata, y delante del segundo castillo, que conserva sus formas y sus muros con el aspecto original que lucía en el Bajo Medievo con todo su esplendor.

Fue fundado como castillo-palacio en 1342 por el infante Don Juan Manuel, hijo de Alfonso X El Sabio. Más tarde, el Marqués de Villena lo donaría a las monjas dominicas de clausura, que lo mantuvieron como su convento hasta 1.960. Después pasó a ser un granero, con lo que su deterioro lo carcomió notablemente.

El palacio del Infante Don Juan Manuel es un rincón que guarda curiosos acontecimientos históricos como, sin ir más lejos, el fusilamiento del Tío Camuñas, que fue ajusticiado donde se encuentra la piscina en la actualidad.

El sótano del claustro, que en la actualidad sirve como comedor para el desayuno, comunica con la Colegiata de Belmonte, que guarda entre sus muros un auténtico tesoro patrimonial. Se puede contemplar algunos restos de la primitiva muralla, construida a base de argamasa, en las cavidades que ha dejado abiertas el arquitecto que lo diseño como hotel.

Este palacio-castillo guarda algunas exclusividades, como un peculiar torreón de base pentagonal. En una de sus salas, podemos contemplar un cuadro de Murillo o dar un paseo por el tiempo, repasando con la mirada los lomos de unos libros antiquísimos conservados tras las vitrinas de varios anaqueles, lo mismo que el conjunto de cerámica, dispuesto sobre una arena blanca, como si nos encontrásemos ante un reciente hallazgo arqueológico.

El trabajo de reconstrucción del arquitecto es sencillamente sobresaliente, logrando una sincronía prodigiosa, que combina el efecto ancestral provocado por las ruinas del primitivo castillo con unas paredes construidas a base de materiales vanguardistas y una decoración neoclásica, con discretas líneas modernas sobre formas medievales y muebles con un rancio aire rústico. Los artesonados, tan flamantes que parecen estrenarse con cada mirada, dan su palio manchego al comedor del restaurante y a otras estancias.

En 2007 se iniciaron las obras de reconstrucción para que en 2014 fuese inaugurado como el lujoso establecimiento de hospedería del que podemos disfrutar hoy. Un conjunto pertenece a la Junta de Castilla La Mancha, que cedió su concesión a una empresa particular.

Los platos

La carta recoge veinte platos con siete postres, con menús basados en la cocina de caza y del cordero, todo aderezado con el ajo criado por hectáreas en las próximas Pedroñeras.

La Ducati Multistrada 950 resulta una compañera ideal para una ruta tan combinada como ésta. Por un lado, se muestra como la moto más idónea para las carreteras más estrechas, con cambios de dirección continuos y muchas veces radicales, donde la maniobrabilidad propia de una trail se ve reforzada por la ligereza de su conjunto y la racionalidad de su motor, que brinda todo el empuje en bajos y en medios, de una forma equilibrada a la vez que efervescente, sin que se vuelva loca en los regímenes más altos. Por otro lado, al hacer tantos kilómetros de curvas, muchos de ellos en los que una deportiva o una supernaked podría coronarse como reina, la postura de la Multistrada 950 ayuda a retrasar o mitigar al máximo la fatiga que sin duda aparecerá, en unos antes y otros después, a lo largo de esta intrincada ruta, si es que pretendiéramos hacerla en una sola jornada desde nuestra ciudad de origen.

Una postura, la de esta Ducati, mucho más reposada. Además, bajo la lluvia o el frío, tan frecuente en estas carreteras durante buena parte del año, aporta un punto extra de confianza con su posición de dominio y de control, remarcada por la amplitud de su manillar; con un valor añadido que ofrecer, en cuanto a protección se refiere, a cargo de su semicarenado con una cúpula, manualmente extensible, que protege la parte más sensible del tronco, en el caso de los más corpulentos, y de unos cubremanos que aportan su tributo a la estética del conjunto. Para los muslos, rodillas, incluso para parte de las pantorrillas, la ergonomía del depósito y de la carrocería permiten que los acoplemos, poniéndolas al resguardo del viento helado mucho más de lo que podríamos pensar al contemplar la moto parada. Y por añadidura para nuestros pies, parece mentira, la estrechez que recorta la silueta de esta Ducati, particularmente en la parte más baja, permite que escudemos las punteras, colocando los botas en una forma de cuña que dirigirá el frío pasando tan sólo por sus flancos.

Galería de fotos

  • En la garganta del río Escabas
  • Balcón natural en los Montes de Cuenca
  • Castillo de Albarracín
  • Palacio del Infante Don Juan. Salón
  • Palacio del Infante Don Juan. Patio
  • Palacio del Infante Don Juan. Habitación
  • Muralla de Albarracín
  • Palacio del Infante Don Juan. Claustro-comedor para el desayuno
  • Camino de la Sierra de Albarracín
  • Dejando atrás la Serranía de Cuenca
  • El sol se apaga sobre la provincia de Cuenca
  • En el margen de la carretera turolense
  • Un alto en el camino hacia Albarracín
  • Entre dos sierras
  • Gasolinera Shell en A-3 (Fuentidueña)
  • Peñas entre pinos
  • Tras la pantalla
  • Nuestro navegador, la brújula y el horizonte aragonés
  • Panorámica de la Serranía de Cuenca
  • Cúpula del molino en Belmonte
  • Arco natural en la serranía de Cuenca
  • Nuestra mágica guía..., y la brújula
  • Junto al nacimiento del Río Cuervo
  • Con los brotes del otoño conquense
  • En el corazón de Albarracín
····························· publicidad ·····························

ÚLTIMAS RUTAS INCORPORADAS

Por los Montes de Cuenca y la Sierra de Albarracín

En la garganta del río Escabas

Una ruta cargada de paisajes espectaculares y rincones de fantasía con una concentración histórica y cultural en sus extremos que (...)

El KTM Adventure Rally 2018 se traslada a Cerdeña

Cerdeña será el escenario del II KTM Adventure Rally europeo

La segunda edición de la concentración europea para usuarios de KTM Adventure se celebrará en la isla de Cerdeña a (...)

Ruta Dos Mares 2017: cero presión y máximo disfrute pirenaico

Mediterráneo, triple etapa, Pirineos, roadbook, Tripy II, Roses, Andorra, Francia, Panticosa, Orio, navegación, Cantábrico, 1.200 km, relax activo, otoño perfecto, (...)

Ruta de la Costa Da Morte: camino del fin del mundo

Oleaje en el cabo Roncudo

Sin abandonar nuestro formato de Rutas Top, planteamos a nuestros lectores una ruta diferente para este esquinazo de la Península, (...)

Éxito de la IV Reunión KTM Adventure

KTM 1290 Super Adventure S en primer plano

La familia Adventure de KTM volvió a compartir una divertida jornada con 500 km de ruta trail oficial en España. (...)

Más noticias de rutas »

Sucríbete a nuestro boletín

····························· publicidad ·····························

ÚLTIMOS GRANDES VIAJES EN MOTO

De Navarra a Senegal en Vespa, una aventura solidaria

JAF Fernández y su inseparable Vespa emprenden una nueva aventura

Después de llegar a Cabo Norte en pleno invierno a lomos de su Vespa, José Antonio Fernández comienza una nueva (...)

Miquel Silvestre vuelve a colarse en nuestras casas

Diario de un nómada estrena la sexta temporada

Coincidiendo con el centenario de la Revolución soviética, el nómada más famoso de la televisión española vuelve a colarse en (...)

Destination Yamaha Iceland, la aventura de 18 moteros

18 aventureros recorrerán Islandia de la mano de Destination Yamaha

Hugo Scagnetti se va a unir a 17 motoristas para embarcarse en una nueva aventura, recorrer a bordo de 13 (...)

¿Vacaciones en moto? En Cuba también se puede

Recorre Cuba a bordo de una Harley-Davidson

Mezclar vacaciones y motos por lugares paradisiacos como Cuba es algo que hasta el momento no resultaba sencillo. Ahora ya (...)

Peugeot Django Adventure: dos chicas y dos scooter, de París a Casablanca

3.000 kilómetros de desafío

Clémence y Lisa son dos diseñadoras amigas que han descubierto una pasión común: la aventura sobre ruedas. Después de un (...)

Más noticias de rutas »

····························· publicidad ·····························
····························· publicidad ·····························
SoyMotero.net
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER
SÍGUENOS TAMBIÉN EN
Soymotero Facebook Soymotero Twitter Soymotero Youtube Soymotero RSS Soymotero Google+ Soymotero Viemo Soymotero Instagram
©2013 EDITADA POR GLOBAL MOTOR NEWS S.L.
MotoGuía: el consultorio de SoyMotero.net HAZ TU CONSULTA X Sección patrocinada por