21-05-2013
Fotos:
Honda/F. Montero
Valora esta prueba

Sin tocar su original estética, muy al estilo tuning japonés, se le ha despojado de la innecesaria tecnología que le hacían ser el más caro del segmento. Ahora, con el motor del Scoopy 300 y un ajustado precio, se ofrece como una opción lógica y muy recomendable.

Material utilizado en la prueba

Comentarios