Suscríbete a nuestro NEWSLETTER
Ir a pruebasVolver a ZonaOff
Custom & Cafe logo

Prueba Ducati Multistrada 1200 S Touring: pague una y llévese cuatro

Os contamos las sensaciones sobre esta joyita de Ducati. La nueva Multistrada sólo comparte el nombre con su predecesora para inaugurar una nueva categoría en el mundo de las dos ruedas.

  • 21/06/10
  • Jorge Hernández
  • Eloy García / Ducati
ampliar foto
Te puede interesar

A veces resulta difícil decidirse por la moto que más nos encaja. Partiendo de que la moto perfecta no existe – ni existirá nunca probablemente – uno enfrenta una decisión de compra y, además del techo económico, tiene que plantearse qué tipo de moto querrá. Algunos moteros lo tienen fácil: “lo mío es rutear” / “a mi me va darle caña” / “me gusta perderme por caminos”… pero otros, que no son pocos, disfrutan de todos o varios de los palos del flamenco motero y, si sólo tienen una moto, es simplemente porque no pueden permitirse el lujo y/o la complicación de mantener 3 ó 4 monturas diferentes, con sus 3 ó 4 seguros, sus 3 ó 4 espacios para guardarlas, sus 3 ó 4 cambios de gomas…

Para muchos de estos moteros, la nueva Multistrada 1200 puede suponer la solución perfecta. Se dice que quien mucho abarca poco aprieta, pero lo cierto es que Ducati, con una fuerte carga de electrónica, ha conseguido lo que parecía casi imposible: la MST 1200 no es una moto polivalente que sirva para todo sin destacar en nada – de esas ya hay varias opciones en el mercado – sino que, realmente, es una “polimoto”: cuatro motos totalmente diferentes compendiadas en una sola montura.

La clave para lograr esta versatilidad radica en la fuerte carga electrónica aplicada por los ingenieros de Ducati. La curva de potencia de su motor, el tacto del acelerador electrónico, el control de tracción y el comportamiento de sus suspensiones se pliegan ante los deseos de quien la gobierna con tan sólo una pulsación en su mágico botón de selección de modo.

Ducati Multistrada 1200 S Touring - postura de conducción

Sobre la moto todo parece estar en su sitio y desde el primer momento nos sentimos en posición.

Electrónica a parte: parte ciclo y ergonomía

Sólo faltaría que, como si de un “transformer” se tratara, la MS cambiara su geometría con cada modo del selector, desplegando de la nada un carenado completo, convirtiendo por arte de magia su generosa pantalla en una doble burbuja o replegando su amplio manillar para convertirlo en un par de bajos y estrechos semimanillares deportivos, por ejemplo. Creo que para ver hacer eso a una moto aun nos quedan unos años, mientras tanto, esta moto es lo más parecido y logrado que jamás hemos tenido ocasión de probar. Es en estas partes fijas, inmutables por la electrónica de la moto, donde Ducati ha tenido que hacer un gran esfuerzo de diseño para encontrar un compromiso entre los caracteres tan diferenciados que su motor y parte ciclo pueden ofrecernos.

La postura de conducción es realmente cómoda, como corresponde a una maxitrail. En marcha encontramos todo donde nos lo esperamos, teniendo nada más subirnos esa sensación de “esta moto me la han hecho a medida”, salvo por la altura al suelo, que es importante (servidor con 1,74 llegaba de puntillas) y ahí se agradece el poco peso del conjunto, que permite maniobrar dignamente en parado aunque sólo toquemos suelo con las punteras. El triángulo manillar – asiento – estriberas nos deja perfectamente colocados en una posición vertical y relajada. El amplio manillar nos ofrece una posición descargada en brazos. El asiento también es cómodo y de un mullido justo, apto para grandes tiradas, con un escalón a modo de respaldo que nos hace de tope – viene muy bien para retenernos cuando probamos por primera vez la pegada del motor – y donde podemos encajar las posaderas para ir más descansados en largos trayectos; Más estrecho en su parte delantera, adoptando una posición algo más adelantada facilita los movimientos en conducción deportiva y el acceso al suelo en las paradas para los que andamos justitos de talla, que con esta moto no serán pocos. El pasajero tampoco podrá quejarse, disponiendo de un cojín que va mucho más allá de lo testimonial, si bien es cierto que en una maxitouring iría más cómodo. Los asideros para el acompañante son correctos y el escape, al ser bajo, no le supondrá ninguna molestia térmica, máxime en la versión que probamos, donde la maleta derecha nos aisla completamente de la emisión de calor del silencioso.

Ducati Multistrada 1200 S Touring - roja y blanca

Decir rojo es decir Ducati y la blanca tiene una pinta estupenda: cuesta decidirse por un color.

En la versión touring, que viene equipada con caballete central, es frecuente tocar con el talón la pata de ayuda del mismo si apoyamos los pies en las punteras, nada especialmente molesto, pero que preferiríamos que no sucediera. Esa misma pata nos será muy útil para levantar la moto sobre el caballete y, además, en el mismo costado izquierdo, contamos con una palanca escamoteable que nos servirá de asidero de ayuda, lo que se agradece, porque agarrar la moto del asidero del pasajero no es muy cómodo cuando llevamos las maletas puestas. Las maletas apenas se hacen notar, ni siquiera a altas velocidades y su discretísimo sistema de anclajes hace que, una vez retiradas, debamos buscar con lupa para darnos cuenta de que la moto tiene errajes: un diez para el que los ha diseñado.

Vámonos de ruta: cuatro modos, cuatro motos

Ya hemos dado un vistazo a la bicha y vamos a ver qué tal se comporta. En parado no cabe duda de que promete, pero la cosa va de hacer kilómetros. Pulsamos el contacto – sin necesidad de usar la llave – , el cuadro de mandos se ilumina, mitad coche fantástico mitad “te ha tocado el bote en una tragaperras de Las Vegas”, termina el chequeo y Brooooomm, la MTS nos saluda con un sonido bronco que ya nos advierte de que, aunque hemos comenzado con el ajuste en modo “urban”, tiene unas ganas locas de que la saquemos de la ciudad. Pues se va a quedar con las ganas un rato, porque primero le tomaremos el pulso entre semáforos, resaltos y rotondas.

Modo Urban

Como si de un toro bravo sedado se tratara, comenzamos a movernos por la ciudad y el sonido del motor nos sigue recordando su casta, aunque la MTS se muestra melosa. El acelerador electrónico le manda subir y bajar de vueltas pero la moto lo hace con suavidad. Las suspensiones, en su modo más “blandiblú” se tragan los baches y resaltos sin rechistar aunque muestran una firmeza justa para el paso por rotondas, eso sí, sin emocionarse. En las paradas y maniobras en parado, la bajada de altura se agradece. Aunque no lo hemos necesitado, sabemos que disponemos del ABS y del control de tracción en su modo más sensible, lo que nos vendrá de perlas en caso de tener que clavar la moto si algún coche o peatón despistado decide cruzarse en nuestro camino, especialmente con suelo mojado. En este modo nos faltan 50Cv ¿y a quién le hacen falta para moverse entre semáforos?

Modo Touring

Por fin dejamos la ciudad atrás y salimos a carretera. Vamos a buscar un tramo revirado, pero antes tendremos que hacer unos kilómetros de autovía y ha llegado la hora de probar el modo touring. Antes de activarlo, le damos un poco de gas manteniendo el modo urban y lo cierto es que, aunque la moto se comporta, nos está sobrando muelle por un tubo y empezamos a echar en falta – para el motor que llevamos entre piernas – un poco más de pegada al adelantar. Pues nada, a darle al botoncito y… ya estamos en modo touring. Las suspensiones se endurecen y ganamos algo de nervio en el puño de gas. Ahora es más fácil hacer adelantamientos rápidos; la moto se ve más firme y el motor nos entrega todo su caballaje. Si nos vamos a la parte alta del cuentarrevoluciones, no notaremos diferencia con el modo sport, pero en medios y bajos, iremos más cómodos en touring y tenemos la respuesta más que justa para rodar en carretera.

Ducati Multistrada 1200 S Touring - por carreteras de montaña

El modo touring es perfecto tanto para largas tiradas como para carreteras reviradas, aunque en estas podemos emplearnos también con el modo sport.

Abandonamos la autovía y pasamos a una carretera de montaña para catar la Multistrada en curvas ¡y qué curvas! El road leader nos ha preparado un aperitivo estupendo antes de parar a comer, y nos perdemos por las montañas de Utiel camino del embalse de Contreras. La MTS parece sonreírnos al ver la señal de final de autovía y comienza a bailar de curva a curva. Su poco peso, ancho manillar y suspensiones pata negra despliegan aquí todos sus encantos y comenzamos un baile de enlazar curvas sin la menor complicación. Vamos sobrados de bajos, lo que también ayuda a no tener que ir pendiente de bajar y subir marchas todo el rato, la moto se mete en las curvas que da gusto y sale que da más gusto aun, se agarra de miedo y nos da una confianza plena para plegar en cada giro, haciendo que en cada enlazada se nos dibuje una sonrisa bajo el casco.

Si vamos a cuchillo, podemos marcarnos un modo sport en zonas reviradas. Rodando por carretera que para mi era nueva, me lo reservé para la vuelta a la autovía: no me habría gustado comerme un bache con el Öhlins TTX en modo sport. En modo touring tenemos un ajuste de suspensiones apropiado para un curveo alegre, tacto estupendo en el puño, buenos bajos y sobrado control de tracción para ahorrarnos algún posible sustillo.

No hay que olvidar tampoco la impresionante precisión de esta Ducati en los cambios de dirección. A pesar de su voluminosidad, su altura al suelo, lanzamiento de su horquilla y su concepción de trail asfáltica, resulta asombroso comprobar la agilidad y precisión suiza con que se mueve la MTS en los cambios rápidos de dirección. Ningún movimiento inesperado ni sacudidas violentas del tren delantero, algo muy típico por otro lado en motos deportivas, que suelen mostrarse muchas veces excesivamente nerviosas de la rueda delantera.

Lástima que la pantalla no cuente con un motor eléctrico para ajustarla en altura durante la marcha: sabe mal poder cambiar suspensiones, control de tracción, respuesta del puño… y no poder hacer algo tan sencillo como subir y bajar la altura de su pantalla regulable en altura. Cuestión de peso dice Ducati, pero al menos la versión Touring, como era la unidad de nuestra prueba, podría haberse permitido el lujo de añadir unos gramos más de peso a cambio de ese detalle de confort. Al fin y al cabo, también pesan las maletas ¿no?

Modo Sport: ¡Quiero ser Troy!

Después de un buen festival de curvas, toca volver a la autovía. Ha llegado la hora de darle al botoncito para probar el modo sport. Aguantamos aun unos kilómetros en modo touring para poder comparar sensaciones y, ala: click, click y bienvenido a la fuerza bruta: ¡agárrate chaval que nos vamos pa Madrid!

Tras rezar una jaculatoria a San Cristobal para no adelantar a un coche de esos que llevan camaritas, le damos alegría al puño y empezamos a rodar. Hay poco tráfico, buen firme, un trazado facilón y 150Cv esperando que álguien les saque partido: pues vamos al lío.

El motor no nos lo acabamos ni de broma en autovía, haría falta ir a un circuito para poder exprimir a tope esta Multistrada que, en modo sport, parece más bien una comodísima 1198 con piel de cordero. Las suspensiones se endurecen y la respuesta del puño se muestra inmediata, sin concesiones ¿quieres gas? pues toma dos tazas. Parece que álguien ha echado pegamento sobre el asfalto y pasamos por curva sobre railes, la moto se clava al suelo y aguanta las trazadas inmóvil, mientras que el motor, sin pestañear, ruge y ruge pero sin verse desbordado en absoluto.

La respuesta dinámica de la moto nos hace pensar que parece mentira que estemos sobre una maxitrail, hecho que ahora sólo nos confirma la comodidad de marcha: con viento de cara y después de varias horas de ruta, seguimos tan cómodos sobre la moto.

A altas velocidades los depósitos del líquido de frenos y del embrague, que van anclados a los cubremanetas, flanean como locos dando la sensación de que, con el paso del tiempo, ese trabajo de resistencia dará la victoria al viento, rompiendo el anclaje. Quizá no sea así y resistan durante años, pero en cualquier caso, resulta algo molesto verlos menearse, claro que también podemos, buscándole el lado positivo, usarlos como avisador de que quizá estamos dándole demasiada zapatilla al asunto y toca reducir un poco…

La pantalla, a alta velocidad, tampoco es la mejor pieza de la moto. Cuando nos escondemos tras ella para zafarnos del viento y descansar un poco el cuello, observamos un mundo a través de la misma algo esférico. El efecto lente incomoda y al rato terminanos asomando “el melón” de nuevo porque resulta incómodo para la vista.

Modo Trail

No es una de las bazas fuertes de esta moto y es que, aunque su aspecto sea de maxitrail, no deja de ser una moto de espíritu eminentemente asfáltico. Pese a que sus maravillosas suspensiones hagan todo lo posible para aventurarse por caminos pedregosos – la moto se levanta dos centímetros y se vuelve más esponjosa – y el control de tracción haga mutis por el foro para permitirnos derrapadas, no debemos olvidar que las llantas y gomas de serie no acompañan en esta tarea.

Ducati Multistrada 1200 S Touring -  por camino de tierra

La nueva Multistrada no se arredra fuera del asfalto.

Con todo y con eso la MST 1200 se defiende bien en pistas y nos dejará abordar con decisión tramos de caminos rurales, accesos cochambrosos a fincas, etc pero nada de hacerse un Dakar con ella, por favor. Una opción más que interesante para aquellos – que no son pocos – más seducidos por el mundo maxitrail buscando la comodidad de marcha que ofrece que por ser alérgicos al asfalto.

En conclusión

Ducati ha echado el resto con esta moto, me atrevo a decir que inaugurando una nueva categoria de producto: no es una maxitrail, ni una deportiva, ni una mezcla de ambas cosas. Voluminosa pero extremadamente ligera, con una potencia embriagadora y una docilidad de maniobra pasmosa, la Multistrada enamora, aun sin haber tenido ocasión de sacarle todo el partido a los doce ajustes personalizados que nos permite almacenar en su memoria.

Hacerse con una de ellas no será una compra de la que nos podamos arrepentir: nos deja hacer de todo y todo lo hace bien. Una opción perfecta tanto para los que están de vuelta de las deportivas pero tienen miedo de echar de menos las sensaciones fuertes como para los que buscan comodidad rutera pero no les amarga el dulce de disfrutar de buenas raciones de curvas rápidas. Su precio, aunque elevado, es fiel reflejo de las calidades que obtenemos: suspensiones pata negra, motor a raudales, electrónica de primera, chasis, frenos… con una Multistrada 1200 no tendremos sensación de estar “pagando marca por marca”.

A favor

  • Relación peso/volumen/potencia
  • Comodidad de marcha
  • Suspensiones

Mejoraríamos

  • Diseño del caballete
  • Disposición de depósitos en cubremanetas
  • Pantalla
Galería de fotos
  • Ducati Multistrada 1200 - ABS color rojo
  • Ducati Multistrada 1200 ABS, color rojo, lado derecho
  • Ducati Multistrada 1200 ABS, doble escape, colín
  • Ducati Multistrada 1200 Tourist 2010 - frontal blanco
  • Ducati Multistrada 1200S Tourist -blanca con maletas touring
  • Ducati Multistrada 1200 S Tourist - maletas vista posterior
  • Ducati Multistrada 1200S Sport - frontal negra
  • Ducati Multistrada 1200 S Sport - lateral, horquilla Öhlins
  • Ducati Multistrada 1200S Sport - vista posterior, escapes, llanta, guardabarros trasero
  • prueba Ducati Multistrada 1200 S Touring
  • Ducati Multistrada 1200 S Touring -  por camino de tierra
  • Ducati Multistrada 1200 S Touring - roja y blanca
  • Ducati Multistrada 1200 S Touring - postura de conducción
  • Ducati Multistrada 1200 S Touring - por carreteras de montaña

Equipamiento del probador

SPBSpain SPB026 guantes de moto SPBSpain SPB026 - piel de vacuno
Marca: Spbspain Tipo: Guantes De Invierno
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 50 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
SPBSpain SPB020 Chaqueta moto cuerto vintage SPB020
Marca: Spbspain Tipo: Chaquetas De Cuero
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 139 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
SPBSpain SPB027 pantalón de cuero moto touring SPBSpain SPB027
Marca: Spbspain Tipo: Pantalones De Cuero
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 139 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
Prueba Ducati Multistrada 1200 S Touring: pague una y llévese cuatro
edwin
2013-03-24 24 mar 2013

calidad de moto se ve salvajada

Prueba Ducati Multistrada 1200 S Touring: pague una y llévese cuatro
eduardo
2011-10-10 10 oct 2011

muy linda y es hermosa pero es un sueño inalcansable para mi no tengo el dinero para adquirirla por ahora verla en fotos….amo las motos saludos a Ducati.

Prueba Ducati Multistrada 1200 S Touring: pague una y llévese cuatro
Gabino
2011-01-18 18 ene 2011

Os dejo un análisis detallado que hicieron en los programas de 09/01/11 y 16/01/11 en SunandBikes radio

http://gestionaradio.com/fonoteca-audios.php?prog=68

Prueba Ducati Multistrada 1200 S Touring: pague una y llévese cuatro
Fete
2010-07-13 13 jul 2010

Solo hay un puñado de elegidas, con las cuales pondría los cuernos a mi Nena.

Sin duda la “Multi 2010” ha entrado por méritos propios en ese selecto grupo. Una moto para todo aunque no para todos los bolsillos.Una delicia vestida de rojo ducati.

Salu2 & Vssssss.

¡DANOS TU OPINIÓN!

* Campos obligatorios. Privacidad de datos en los comentarios y responsabilidad de la autoría.

, , , , ,

····························· publicidad ·····························
TV
FOTO

Pruebas

Prueba Yamaha YZ450F 2018: cambio radical

Yamaha YZ450F 2018

Yamaha ha vuelto a darle una vuelta de tuerca a su YZ450F y la ha renovado por completo para la (...)

Prueba Gas Gas EC 300 Racing 2018: Orgullo patrio

Se muestra maniobrable en cualquier entorno

En un país en el que se persigue a quienes disfrutan del off road y se ha dejado morir la (...)

Prueba BMW R1200GS Ride 2017: ambición off road

El acabado GS Ride cuesta 665,36 €

BMW celebra los 37 años de existencia de su GS, el icono más representativo de la firma bávara, actualizando la (...)

Prueba Kawasaki KX250F 2017: verde eléctrico

Kawasaki KX250F 2017.

Kawasaki ha apostado por la renovación de su modelo de cuarto de litro para este 2017 dotando a la KX250F (...)

Prueba Honda CRF450R 2017: el rojo vuelve a estar de moda

Honda CRF450R 2017.

Si has tenido una CRF450 en los últimos años olvídate de todo, porque Honda ha renovado su modelo estrella de (...)

Más pruebas »

Sucríbete a nuestro boletín

····························· publicidad ·····························

EQUIPAMIENTO

Bell también te protege en el campo con su gama off road

Bell también protege en el campo

La firma americana de cascos presenta su gama de off road para practicar motocross y enduro, Moto-9 Flex, Moto-9 Mips (...)

Nuevo Shoei VFX-WR: el punto y aparte en cascos off road

Shoei VFX-WR blanco

Shoei acaba de lanzar al mercado la última evolución de su gama de cascos offroad en la serie VFX. Se (...)

Casco Just1 J34 Adventure: integral off road, lo mejor de dos mundos

Casco Just1 J34 Adventure

Just1 J34 Adventure es el nombre del nuevo modelo de casco lanzado por la marca italiana Just1 y que combina (...)

Casco Just1 J34 Adventure

Just1 J34 Adventure 01

El nuevo casco Just1 J34 Adventure cuenta con la particularidad de ofrecer los beneficios de un modelo de offroad en (...)

Ya puedes hacerte con los cascos Bell off road 2017

Bihr te trae la gama offroad de Bell

Bihr, como distribuidor en exclusiva para España y Portugal de la marca de cascos americana Bell, ya tiene disponible toda (...)

Más equipamiento »

····························· publicidad ·····························
····························· publicidad ·····························
SoyMotero.net
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER
SÍGUENOS TAMBIÉN EN
Soymotero Facebook Soymotero Twitter Soymotero Youtube Soymotero RSS Soymotero Google+ Soymotero Viemo Soymotero Instagram
©2013 EDITADA POR GLOBAL MOTOR NEWS S.L.
MotoGuía: el consultorio de SoyMotero.net HAZ TU CONSULTA X Sección patrocinada por