Suscríbete a nuestro NEWSLETTER

Proyecto 24HorEs-40AñOs (X): estamos fuera de la carrera

La tribuna de Tomás por Tomás Pérez Sánchez

Viernes 7, continuación de esa lucha por bajar el crono (2'06"999), con tantas dificultades y con algunos contratiempos que parecían guardar el sentido de la oportunidad más perverso que puede prepararnos El Destino. Una jornada que acabó quedando fuera de la carrera, sin poder tomar la salida del día 8.

  • 23/07/17
  • Tomás Pérez Sánchez
  • SMN
ampliar foto

Dedicado a la memoria de Enric Saurí, con el abrazo más sentido para toda su familia y todos sus amigos.

Viernes 7 de Julio

Después de vivir el día anterior la experiencia de las tandas libres, con un final tan inesperado como alentador, ese momento decisivo, en el viernes del entrenamiento cronometrado para la clasificación, llegó tan atravesado como no podía haberlo imaginado.

A la hora de asignar los cuatro brazaletes que distinguían a los pilotos de cada equipo, me tocó el blanco, y por tanto mi turno en los entrenos clasificatorios sería el último. De esa forma, El Momento quedó fijado para las 8 de la tarde. Mi hora de la verdad.

Mi compañero Luis había hecho su tiempo holgadamente; y es que, sobre el papel, podría ser el más rápido de los cuatro, y sin duda el más resistente, tanto que hubo momentos posteriores en los que no parecía humano. Miguel, por su parte, era el más experimentado, a punto de cumplir su octava participación en la carrera, y a las pocas vueltas se confirmó como el valor seguro que ya representaba antes de salir a la pista.

ampliar foto

Ocho menos cuarto de la tarde

Pero todo se trastocó poco después de las 7 y media con la caída de Josep Manel en la curva Seat (5), cuando ya había conseguido su tiempo y justo en la tanda anterior a la mía. Mi compañero salió completamente indemne del trance y pudo llegar hasta el box con la BMW Motocrom en marcha, que mostraba una apariencia no demasiado maltrecha. Y así el equipo se puso a trabajar sobre ella un cuarto de hora antes de que a un servidor le tocara salir a pista a jugarse el todo por el todo.

Completamente equipado, incluso con el casco y los guantes puestos, contemplaba atónito, y con el corazón golpeando como un martillo dentro mi pecho, el trabajo febril de estos chicos. Lo cierto es que su labor merece un capítulo aparte y en exclusiva dentro de esta serie sobre las 24 Horas. Es una forma frenética pero perfectamente sincronizada de desmontar y montar con una pasmosa precisión la compleja tarea que presenta cualquier elemento en una Super Bike de hoy día.

Dieron las 8, mi hora de salir a pista, y la moto continuaba sin carrocería y sin rueda delantera; mientras, una gruesa gota de sudor se deslizaba por mi frente y superaba la barrera de las cejas para caer justo en el mentón del casco. Pasó un tiempo que no era capaz de precisar, y salí a mirar el reloj de la torre para comprobar cómo se habían consumido 5 minutos de los 30 que tenía a mi disposición. Regresé a la silla de piloto y agaché la cabeza para mirarme las deslizaderas del mono, las botas, los guantes puestos, cualquier detalle que me ayudara a olvidar el trance que estaba viviendo y también a calmar los latidos de un corazón que parecía salirse de la caja.

Eran las 8 y diez, con tan sólo 20 minutos de entreno, cuando vi cómo Pol, Joan y Samuel, bajo la dirección de Sergi, acoplaban la carrocería al cuerpo de la moto, como se dice ahora, “en un plis”. Tan sólo les faltaba un trámite ultra rápido como era el montaje de la rueda delantera; pero cuando Samuel fue a situarla sobre la moto, algo no encajaba en las pinzas de freno.

Volví a levantarme con el cuerpo embolsado en sudor dentro del mono y me asomé una vez más al umbral del box para consultar nuevamente el gran reloj de la torre. 15 minutos, la mitad del tiempo se había esfumado mientras veía la pinza derecha en una mano, la arandela del eje en la otra y sentía la presión sobre mi ánimo de que, a reglón seguido, debía de marcar el tiempo decisivo, buscando los 300 por hora en la recta. No quise mirar, no quise pensar, y escondí de nuevo la atención abajo, sobre mis botas.

ampliar foto

Cuando tan sólo restaban diez minutos de clasificación y la rueda continuaba fuera de la moto, entendí que ya no habría tiempo y que me quedaría irremisiblemente fuera de la carrera, dejando, para más inri, a Luis, a Miguel y a Josep Manel el papelón de hacer ellos tres solos las 24 horas completas.

Pero justo cuando, resignado, estaba empezando a asumir el desastre, sentí caer una mano sobre mi hombro, con la voz de Sergi en su tono más apremiante: Vamos, Tomas, ¡a la pista! Y de inmediato se dejó oír en el box el aullido salvaje de la BMW Motocrom mientras trataba de fijar mi atención en el copick, con la aguja del cuenta rpm lanzando golpes al vacío. Me encaramé desorientado sobre ella cuando apenas quedaban 8 minutos y solté el embrague para deslizarme por el pit lane. Mientras hacía pruebas a baja velocidad, sentía que en cualquier latido iba a vomitar mi propio corazón. Bombeé la maneta del freno, una y otra vez, lo mismo que el pedal hasta agotar la línea de boxes.

Al dejar atrás el límite de velocidad a 40, abrí gas a fuego, empujado a tropel por las circunstancias, mientras sentía sobre mis hombros la presión de cinco exámenes de selectividad encaramado a un bólido de más de 200 CV. Al llegar a la pista, tuve la suerte de no encontrar la bandera azul, con lo que me metí en la curva uno poseído por una histérica desazón, sin tener presente que sólo estaba en la vuelta lanzada. La angustiosa zozobra me llevó a negociar la segunda variante de la chicane con las piernas rilando, literalmente, en el cambio de dirección. Enrosqué el gas a fuego y me abrí a la izquierda en la antesala del curvón, pero lo hice de una forma tan apresurada que la trayectoria se me fue de las manos. Corté el gas bruscamente para no salirme del viraje, y de hecho evitar la grava. Tragándome el susto, conseguí encarar nuevamente la moto hacia la trazada y volví a acelerar de inmediato; pero lo hice tan nervioso y con tanta tosquedad que la BMW tomó violentamente una línea hacia el interior. Esta vez no pude evitar abandonar el asfalto.

ampliar foto

Me fui por la hierba; pero pareció ser que los botes y el traqueteo de la moto fuera de la pista me sirvieron para recolocar los pensamientos y mis prioridades, como si fueran componiendo una especie de tetris lógico.

Detuve la máquina un momento, respiré y me dije a mí mismo: Basta. Haz lo que esté en este momento en tu mano, y si no es posible, es que no has podido hacer más. Ya está. Y no fue posible, desde luego que no. Tan sólo pude hacer dos vueltas en las que quedó repetido un triste e impresentable 2.12… Estaba fuera de la carrera. Mi sueño diluido en una fugaz fantasía, en otro sueño peregrino.

Después de despojarme del mono y de cambiarme, se me acercó Augusto, el director del equipo y todo un lujo de profesionalidad, que militó en otro tiempo dentro de las filas del Team Roberts, y que había cubierto con Sebastián Porto el mismo papel que vino a representar con nosotros en el seno del equipo Motocrom. Augusto había sido para mí durante las horas anteriores como el párroco para el feligrés más devoto, y a partir de ese momento se consagraría como mi guía psicológico y emocional para la aventura de las 24 Horas. Me lanzó una mirada que inspiraba toda la tranquilidad y toda la confianza posibles en un momento así, y me indicó que le acompañase hacia la torre de control para hablar con la dirección de la carrera.

ampliar foto

Después de la breve conversación que mantuvimos dentro de uno de aquellos despachos, la conclusión más fehaciente que puedo transmitir al lector es la de que si alguien siquiera insinúa que la dirección deportiva (al menos la de esta carrera) tiene en su mente cualquier otra premisa que pueda hacer, no digo algo de sombra, sino la más sutil y exigua de las penumbras sobre la seguridad de los pilotos, es que, sencillamente, está especulando de una forma tan gratuita como carente de sentido.

Desde otro punto de vista, aquella reunión encerró en sí misma una intensa escena de cine que no voy a describir en esta entrega por razones de espacio, pero que sí quedará convenientemente plasmada en la novela sobre la que ya me he puesto a trabajar. Los registros que mostraron, y mostramos, las caras de unos y otros llevaban una carga expresiva que representaría en sí misma todo un reto para los mejores actores conducidos desde la silla del director más acreditado.

La cuestión es que nuestros argumentos de base fueron el hecho de que había bajado el tiempo en los entrenamientos privados, mostrando como prueba meramente testimonial el whatsapp de Miguel (anterior entrega) con el 2.06.235, y sobre todo el tiempo recortadísimo de mi clasificación por una eventualidad tan clara como una caída ajena. En ningún momento se trató de nada que se pareciese a una reclamación, y sí de una alegación ante un fallo que yo, al menos, había asumido antes de entrar en aquella sala.

El resultado de la reunión fue que me permitirían salir a continuación en los entrenos nocturnos, con la recomendación de que no fuera a dar la vida en ellos buscando el crono de la clasificación, y que, a la mañana siguiente, aprovecharía la media hora del warm up para, entonces sí, entonces intentar marcarlo, pero dentro de una progresión y no en una única vuelta destacada de todas las demás. Abandoné aquella sala quedándoles eternamente agradecido.

ampliar foto

Luego, salí a la pista en plena noche, después de que cada uno de mis tres compañeros hiciera las cinco vueltas obligatorias que exige el reglamento. Así fue cómo dispuse de una hora extra para memorizar mejor el trazado y ajustar sus referencias. Sin embargo, salir de noche a un circuito que sólo has entrenado de una forma somera es, prácticamente, como salir a una pista nueva. Ya es otro circuito para el que lo conoce a fondo, así es que para el que lo conoce de tan sólo 90 minutos…

Aun así, me sirvió para añadir alguna referencia en las partes más iluminadas del trazado, tales como la entrada a meta y el final de la propia recta. No logré la clasificación, desde luego que no, pero sí registré una progresión paulatina que me mantuvo el ánimo mientras estuve en pista.

Sin embargo, al irme a la cama aquella noche, me llevé conmigo la dura sensación de que estaba fuera de la carrera y el triste presagio de ver todo mi sueño tirado por tierra, de vuelta a casa con mi hijo, sin ni siquiera haberlo intentado. Me dormí con la desoladora idea de que no correría las 24 Horas…

Agradecimientos: Lubricantes Pakelo, Motocrom, AutoPremier BMW

Galería de fotos
  • Proyecto 24HorEs-40AñOs 2.06.999 parte 2 1
  • Proyecto 24HorEs-40AñOs 2.06.999 parte 2 3
  • Proyecto 24HorEs-40AñOs 2.06.999 parte 2 4
  • Proyecto 24HorEs-40AñOs 2.06.999 parte 2 5
  • Proyecto 24HorEs-40AñOs 2.06.999 parte 2 7
  • Proyecto 24HorEs-40AñOs 2.06.999 parte 2 8

6 Opiniones La tribuna de Tomás, 23/07/17

Proyecto 24HorEs-40AñOs (X): estamos fuera de la carrera
tomasperez
2017-07-26 26 jul 2017

Muchas gracias, Nano y perdona, Miguel, porque el mensaje anterior iba dirigido a ti y no a Juan.
En cuanto a la novela, normalmente tardo un año, más o menos, en escribirla; pero la verdad es que ésta ha arrancado con un paso muy rápido, como la propia carrera. Por supuesto que la anunciaré debidamente.
Un abrazo.

Proyecto 24HorEs-40AñOs (X): estamos fuera de la carrera
Nano
2017-07-26 26 jul 2017

Ya queda menos para la carrera…

Tomás, ya nos informarás de la novela que se avecina.

Un abrazo,

Proyecto 24HorEs-40AñOs (X): estamos fuera de la carrera
tomasperez
2017-07-26 26 jul 2017

Me alegro mucho, Juan, de que te esté resultando así la lectura.
¿Próximo proyecto? Bueno, que mucho por publicar sobre éste. La siguiente entrega llega enseguida. Y, te aseguro que después de vivir todo el cúmulo de sensaciones, emociones y sentimientos en estas 24 horas, no puedo embarcarme en ninguna aventura por bastante tiempo.
Muchas gracias.

Proyecto 24HorEs-40AñOs (X): estamos fuera de la carrera
tomasperez
2017-07-26 26 jul 2017

Enseguida llega, Juan. Enseguida. Jajajaja
Gracias.

Proyecto 24HorEs-40AñOs (X): estamos fuera de la carrera
Miguel
2017-07-25 25 jul 2017

Que sabor agridulce me queda… Pero la lectura de la serie está siendo apasionante.
¿Próximo proyecto?

Proyecto 24HorEs-40AñOs (X): estamos fuera de la carrera
Juan
2017-07-23 23 jul 2017

Quiero más !!!! Quiero saber más!!¡¡

¡DANOS TU OPINIÓN!

* Campos obligatorios. Privacidad de datos en los comentarios y responsabilidad de la autoría.

····························· publicidad ·····························

Opinión de Tomás Pérez Sánchez

····························· publicidad ·····························

Hoy son noticia

TM Racing ficha a Efrén Vázquez para preparar su desembarco en Moto3

Efrén Vázquez se convierte en probador de TM Racing

Con la salida de Mahindra al término de la presente temporada del mundial de Moto3, sólo Honda y KTM seguirán (...)

Panáfrica 2017: Carlos Checa se pasa a las cuatro ruedas

Carlos Checa estará en la Panáfrica 2017 con un buggy

La carrera que se disputa en Marruecos cobra interés por la cercanía con el Dakar y más de 30 pilotos (...)

El Campeonato IDM SBK cierra sus puertas para 2018

Markus Reiterberger lanzado a por el último título del IDM

El Campeonato de Superbike Nacional más antiguo del mundo echa el cierre después de 93 años activo. Después de que (...)

MotoGP Aragón 2017: Pasini vuelve a ser el más rápido en Moto2

El italiano sigue mostrando un gran nivel

El piloto italiano ha sido el más rápido en la FP2, la única que se ha disputado con el asfalto (...)

MotoGP Aragón 2017: Dani Pedrosa se pone al frente

Pedrosa ha sido el más rápido en los libres

En unas condiciones complicadas, el piloto español ha liderado la tabla de tiempos en la primera jornada del GP de (...)

Sucríbete a nuestro boletín

····························· publicidad ·····························
····························· publicidad ·····························
SoyMotero.net
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER
SÍGUENOS TAMBIÉN EN
Soymotero Facebook Soymotero Twitter Soymotero Youtube Soymotero RSS Soymotero Google+ Soymotero Viemo Soymotero Instagram
©2013 EDITADA POR GLOBAL MOTOR NEWS S.L.
MotoGuía: el consultorio de SoyMotero.net HAZ TU CONSULTA X Sección patrocinada por