23-11-2019
Fotos:
Javier Ortega
Valora esta prueba

La Benelli Leoncino 250 representa un paso intermedio entre la ciudad y la carretera, además de un modelo ideal para la iniciación de cualquier motorista. La probamos a fondo en distintos escenarios y te contamos a continuación todas las sensaciones que transmite.

Lo mejor
Manejabilidad
Facilidad de conducción
Estabilidad
Mejoraríamos
Visibilidad retrovisores
Asiento trasero pequeño

Valoración final

La Benelli Leoncino 250 es una montura de corte scrambler neo-retro, y en cierto modo futurista, que se plantea en un principio como una naked urbana sin igual. Sin embargo, tanto sus prestaciones como su irreprochable estabilidad, la proponen como una excelente moto interurbana, para esos trayectos cada vez más extendidos desde casa a lugar de trabajo, pero además como un modelo excelente para iniciarse en el disfrute de las salidas dominicales a las carreteras favoritas de los motoristas.

Material utilizado en la prueba

Comentarios