17-02-2019
Valora esta prueba

Una moto o en este caso scooter cien por cien eléctrico y por lo tanto "etiqueta Cero" de la DGT. Así es el BMW C evolution, que recientemente recibió retoques y que hemos probado con una perspectiva muy diferente a cuando se presentó. Ahora es el "salvoconducto" perfecto para la ciudad.

Lo mejor
Respuesta del motor y aceleración
Gestión de la batería y modos de potencia
Facilidad de carga (enchufe doméstico normal)
Mejoraríamos
Aún mayor autonomía
Precio (14.900 euros)

Valoración final

Me gustó el prototipo del BMW C evolution, me gustó su primera versión de serie y la actual, con más autonomía, me gusta todavía más. La marca alemana fue valiente lanzando este modelo y cuenta con ventaja sobre sus rivales: cinco años después todavía ningún "grande" se ha atrevido a presentar algo parecido… aunque en breve tendremos la Harley-Davidson y no pasará mucho para que llegue la KYMCO también.
Mientras tanto si quieres una moto eléctrica de una marca establecida el C evolution es la única opción, y es una opción sobresaliente por funcionamiento, tacto, potencia o eficacia. El precio es lo único que se queda demasiado alto, aunque las opciones de financiación de la marca lo pueden hacer más dulce. Si necesitas una moto para la ciudad y algo de extrarradio, no hay nada tan eficiente (y eficaz) como esto.

Ficha técnica

Comentarios
josepmarmengol
Mié, 20/02/2019 - 12:04
Gracias por tu comentario. Cuando decimos “única opción de una marca establecida” nos referimos a las marcas más populares, claro: las cuatro grandes japonesas y las cuatro grandes europeas. Como indicamos, Harley y KYMCO sí pondrán pronto en el mercado motos eléctricas “interesantes”… Las Zero llevan efectivamente unos años y actualmente están muy bien, como otras alternativas (Brammo, Energica…). Saludos!
Ramon Pedregal
Mié, 20/02/2019 - 11:34
Buen reportaje, gracias.
PERO, es un poco radical decir que “es la única opción” ¿no?
¿Qué pasa con las Zero, por ejemplo?
Son fiables, de una marca sólida, y ofrecen una muy buena autonomía.
Un saludo,