08-04-2017
Fotos:
BMW
Valora esta prueba

Atractiva, confortable, ligera, ágil y manejable. Así es la G310R con la que BMW se suma a un segmento emergente y totalmente nuevo para ellos como es el de las naked de media cilindrada. Un modelo que nace como escalón de acceso a la marca para usuarios del carnet A2.

Lo mejor
Estética
Agilidad
Confort
Precio
Mejoraríamos
Potencia
Vibraciones en alta

Valoración final

La BMW G310R es una moto perfecta para el uso urbano, fácil de conducir, ágil, manejable, ligera, cómoda, con un bajo consumo (3,3 l./100 km) y con una buena relación calidad-precio. Con una estética muy atractiva es capaz de satisfacer a un público joven con un recién adquirido carnet A2, que además de todas las cualidades que puede esperar de una moto de esta categoría, va a encontrar algunos detalles premium característicos de la marca. Una moto con una estética deportiva inspirada en la S1000R con la G310R BMW se mete de lleno en el mercado de las motos de media cilindrada.
Está disponible en los concesionarios por 5.090 €, poniéndotelo aún más fácil con la financiación BMW Motorrad Select con la que podrás cambiarla, devolverla o quedártela pasados dos años.
Puedes elegirla en tres colores: blanco perlado metalizado combinado con la clásica decoración tricolor Motorsport, negro cósmico y azul estrato metalizado. Cuenta con una serie de accesorios específicos como el asiento bajo, el asiento alto confort, baúles de 30 y 29 litros, parrilla portaequipaje, bolsa sobredepósito, puños calefactables, intermitentes de led, caballete central o toma de corriente de 12 V, además de una gama de ropa acorde a la moto.

Ficha técnica

Material utilizado en la prueba

Comentarios