Suscríbete a nuestro NEWSLETTER
Ir a pruebasVolver a Custom & Cafe
Custom & Cafe logo

Prueba BMW R nineT Scrambler 2016: bóxer puro y duro

BMW no sólo ha recuperado la esencia del bóxer más puro, sino que la ha concentrado en esta nueva Scrambler, cumpliendo, además de una forma casi mágica, con todas las exigencias de la restrictiva normativa Euro 4. Carácter, diseño, historia y carisma en dos cilindros.

  • 18/09/16
  • Tomás Pérez Sánchez
  • BMW
ampliar foto

La línea Scrambler nace en Inglaterra durante los años 50* como una moto de carretera adaptada al campo, dándole una particular polivalencia que sintonizó con el momento en el que apareció y que extendió su popularidad durante los 60 a las carreras del desierto en los USA. Por su parte, BMW presentó en 1951 la R68 como precursora teutona de esta corriente Scrambler que, ahora, en 2016, se dirige a un cliente rebelde o como mínimo inconformista, que busca de alguna forma identificarse a sí mismo. Este modelo de recio carácter aparece como variante de la R nineT, pero con una cantidad de innovaciones que lo muestran a la vista, y que lo hacen sentir en marcha, como otra moto bien distinta. Un modelo emocional en el que lo importante es la estética y el sonido, que BMW lanza al mercado con la idea preconcebida de que cada propietario la personalice con su propio estilo.

El manillar es ahora más alto, situado sobre unas torretas, y las estriberas se sitúan más atrás y más abajo. El chasis, montado en dos partes, ha sido diseñado con una geometría nueva, que da como resultado una mayor distancia entre ejes y un mayor avance de la dirección. Además, se diferencia de la R nineT estándar en el asiento, la adopción de una horquilla convencional de 43 mm de diámetro (con fuelles) con algo más de recorrido, llanta delantera de aleación de 19 pulgadas (con radios y neumáticos de tacos opcional), escape elevado con doble silenciador, depósito de acero (17 l.) y una instrumentación minimalista.

Al sentarnos sobre la R nineT Scrambler, vemos cómo la posición del tronco queda con una inclinación en la línea de las naked, alejándose de la que marcan una trail; sin embargo, la anchura del manillar y colocación de las estriberas, más cerca del suelo que en la mayoría de las motos desnudas, dejan a esta Scrambler con una postura muy particular, muy personal, pero no por ello menos natural, colocando el cuerpo en una posición erguida* y relajada a la vez. La verdad es que al instante de colocarte sobre esta neo retro alemana, te sientes acoplado a ella y dispuesto a dejarte atravesar el cuerpo por la intensidad de las sensaciones que transmite. La Scrambler toma como base el motor de la R nineT, de 1.170 cc, para adaptarlo a la normativa Euro 4, manteniendo la misma potencia, pero con un nuevo mapeado de la inyección. Rinde 110 CV y 116 Nm de par, pero lo importante no son las prestaciones, lo importante la rotunda carga emocional que transmite, y el sonido que regala al oído, para envolverte en lo que para tantos y tantos es un verdadero sentimiento: el bóxer en su estado puro y duro.

Bailando bajo la lluvia

Efectivamente, nada como una verdadera “ruta submarina”, bajo la lluvia más salvaje del Pirineo, para poner a prueba la compacidad y la sincronía que esta neo retro todo terreno establece con su motorista desde el primer metro que recorren juntos. Afortunadamente, el asfalto de las carreteras que pasan junto a la estación de esquí de Formigal y sus alrededores es de un compuesto preparado para las condiciones más hostiles, y, bajo la tromba de agua, ofrecía un grip (agarre) mucho más firme y seguro de lo que cabría pensar. Además, ya que en la montaña siempre vas subiendo o bajando, era muy difícil que se formasen ríos o balsas, entrañando el riesgo del temido aquaplaning, aunque en el momento de salir a rodar con la Scrambler, le aseguro al lector que no era por que faltara agua arrojada desde las nubes.

Lo cierto es que desde el primer momento en el que me adentré bajo la tormenta con esta heritage se siente solidaria con cada uno de tus movimientos. Literalmente, te la llevas puesta en cada viraje, girando en su entrada a la más mínima insinuación de esa amplitud con la que nuestras manos agarran el manillar, y ofreciendo un paso firme por las interioridades de la curva, que transmite una confianza realmente sobresaliente. En los cambios de dirección, la R nineT Scrambler se siente sólida y compacta (la unidad de pruebas calzaba neumáticos de carretera), sin descomponer ni el más mínimo movimiento, con lo que al paso por la tercera o cuarta curva, te sientes totalmente acoplado a ella en una placentera sincronía.

ampliar foto

Tuve mi momento álgido en una de las primeras curvas, cuando, creyendo contar con la asistencia del control de tracción, abrí gas a fondo sin contemplaciones, es más, buscando la intervención electrónica. La Scrambler dio un buen zarpazo sobre la carretera mojada, que desde luego me sorprendió, pero que tampoco tuve ningún problema en controlar con una buena pisada sobre la estribera exterior y la obligada corrección aplicada en el giro del manillar. Resulta que el control de tracción es un recurso opcional y que durante las explicaciones previas había entendido que BMW lo montaba de serie. El caso es que mi despiste sirvió para rematar la prueba del comportamiento de esta Scrambler y poder afirmar después que la sensación de dominio es casi total, de manera que los 220 kilos que declara llena se sienten tan manejables como en un modelo más pequeño, y eso que sólo estamos hablando de la parte ciclo.

Giro del puño, impulso instantáneo; golpe de gas, y el empuje rotundo del bóxer se deja sentir con toda su esencia sobre el trasero con la inmediatez de una conexión eléctrica. Una patada que nos llega envuelta por el sonido más puro de los pistones atravesados sobre la ruta, que ahora emerge del nuevo escape, doble y elevado.

ampliar foto

Frenada

También es novedad la horquilla telescópica convencional, que ahora extiende su recorrido y exhibe unos guardapolvos cubriendo las barras, como seña característica del estilo scrambler. Esa horquilla se apoya a su vez sobre una llanta delantera de 19 pulgadas, medida obligada en la categoría, que se vende de serie fundida en aleación, y que se ofrece también como opción en una versión de radios, lo mismo que el neumático de tacos. Esta suspensión delantera jugaba a lo largo de la ruta pirenaica en el difícil equilibrio de mantener una buena pisada sobre los rizos del asfalto empapado y de mostrarse, al mismo tiempo, lo suficientemente sólida con la frenada más exigente que el conjunto Brembo es capaz de aplicar.

Ciertamente, bajo la tromba de agua, tuve ocasión de probar, aunque yo diría “degustar”, el tacto de la maneta al exigirle simultáneamente su progresividad y su contundencia antes de entrar en alguno de los virajes más cerrados que llegaban tras una rampa bien pronunciada en bajada. En los dedos sientes también (lo mismo que ocurre con la tracción del motor) una conexión directa con el mordiente de las pinzas sobre los discos flotantes, transmitiendo en todo momento una sensación de control sobre la retención más apurada de la moto. Por su parte, el ABS se muestra bastante permisivo, llegando a permitir incluso el primer deslizamiento antes de intervenir, permitiendo así acortar al máximo la frenada.

ampliar foto

Personalidad y Personalización

La Scrambler muestra algunos detalles exclusivos, como el nuevo reloj, con un tamaño muy discreto, aunque sin dejar de ofrecer la información indispensable, e incluso alguna más, dentro de su display. En cuanto al depósito, conserva la forma y las medidas de la R nineT, pero en lugar de forjarse en aluminio, en la nueva versión Scrambler se construye en acero, insistiendo de esta forma en ese estilo Scrambler, que ve su continuidad en el diseño de un asiento, con una efectividad que debemos de señalar, porque no la aparenta bajo su estilo retro que remata el conjunto.

Por otra parte, BMW ha pensado en esa reafirmación personal que probablemente busca su cliente, y lo hace en dos direcciones. Una: Además de ofrecer un apartado especial en su boutique con camisetas, chaquetas, pantalones y cascos, pone también a su disposición todo un catálogo de accesorios, que finalmente, después de combinarlos de todas las maneras posibles, terminan por distinguir a cada Scrambler hasta el punto de que prácticamente no se vea ninguna igual.

Y dos: Con el sistema eléctrico divisible y con el diseño modular de su bastidor, empezando por la facilidad con la que se desmonta el subchasis o las estriberas del pasajero, BMW deja libre el mayor espacio posible a la imaginación de tanto y tanto creativo-preparador de motos exclusivas y personales, como han empezado a proliferar en los últimos años.

ampliar foto

Valoración final

Un modelo de recio carácter, con un diseño que representa un culto a otros tiempos de la moto, pero sobre todo al espíritu que ha marcado el carácter de una de las marcas más prestigiosas de la historia. Una moto sólida y compacta, manejable y divertida, que nos transmite con su patada instantánea y su sonido embaucador la esencia del motor atravesado más carismático de todos los tiempos. Todo por 13.700 € con ABS de serie

LO MEJOR
Estética
Acabado
Sensaciones
MEJORARÍAMOS
Catadióptricos laterales
PVP con extras

Competencia

Galería de fotos

  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  •  BMW R Nine T Scrambler
  • La BMW R nineT Scrambler cuesta 13.700 €
  • BMW R NineT Scrambler 2016
¡DANOS TU OPINIÓN!

····························· publicidad ·····························
TV
FOTO

MÁS custom-cafe

Yamaha XJR 1300 Flat Track VR|46

El motor es el protagonista

Rodolfo Frascoli propone una bestia de dirt track bautizada como "MYA" con una base poco usual para esta disciplina, ya (...)

Indian potencia los motores Thunder Stroke 111 para 2018

Nuevo motor Indian Thunder Stroke 111 2018

Aunque el grueso de la gama fue presentada en el pasado mes de julio, Indian se había guardado una pequeña (...)

Benelli Leoncino 2018: 4 "sabores" para todos los gustos

Gama Benelli Leoncino 2018

De cara a 2018, Benelli amplía su gama Leoncino con cuatro modelos con los que prácticamente contentará a cualquier tipo (...)

Harley-Davidson Perugia gana la Battle of the Kings III 2017

Bombtrack - Harley-Davidson Perugia

Los italianos de Harley-Davidson Perugia se han proclamado ganadores del "Battle of the Kings 2017" después de la final que (...)

Benelli Imperiale 400 2018: lo años 50 están de moda

Benelli Imperiale 400 2018

Benelli ha llegado cargada de novedades a Milán. Ya os habíamos anunciado algunos cambios en su Leoncino pero lo cierto (...)

Más custom-cafe »

····························· publicidad ·····························
····························· publicidad ·····························
····························· publicidad ·····························
SoyMotero.net
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER
SÍGUENOS TAMBIÉN EN
Soymotero Facebook Soymotero Twitter Soymotero Youtube Soymotero RSS Soymotero Google+ Soymotero Viemo Soymotero Instagram
©2013 EDITADA POR GLOBAL MOTOR NEWS S.L.
MotoGuía: el consultorio de SoyMotero.net HAZ TU CONSULTA X Sección patrocinada por