06-05-2019
Fotos:
Soymotero.net
Valora esta prueba

Probamos la chaqueta Hevik Titanium sobre 10 monturas trail, en distintos escenarios y en tres países diferentes. Autovía, tierra, piedras, polvo, ciudad y carreteras tan retorcidas como deterioradas, a lo largo de tres estaciones completas del año. Un trabajo intenso en condiciones de lluvia, viento, frío y calor.

Lo mejor
Ligereza
Libertad de movimientos
Abrigo en invierno
Mejoraríamos
Agarre de los velcros

Valoración final

Una chaqueta de corte eminentemente trail, que ofrece un buen comportamiento aerodinámico en carretera y que tiene por principal virtud su libertad de movimientos en cualquier circunstancia y particularmente apreciable fuera del asfalto, sobre todo al conducir moviéndonos de pie.
Guarda en su interior una excelente protección contra el frío, gracias tanto al tejido de la propia chaqueta como a su forro térmico, y cuenta además con una apreciable ventilación para el calor, a la que se sumará la ligereza que en general muestra la prenda. En cuanto al tejido en Ripstop y Polycordura que la componen su superficie externa, se muestra resistente al impacto de arena y barro, también soporta la impregnación del polvo sin otra complicación que vaya más allá de un simple lavado, proceso por el que aparenta pasar con consistencia después de repetirlo en unas cuantas ocasiones.
Por otro lado, la chaqueta Hevik Titanium es ajustable a los brazos y a los antebrazos por medio de un conjunto de bandas regulables, e igualmente en la cintura, empleando el mismo sistema. Se ofrece en la combinación de colores gris, negro y blanco, como la unidad de la que hemos dispuesto para esta prueba, y también en negro integral. Las tallas disponibles van desde la XS hasta la XXXL y el precio recomendado es de 269 euros, con el IVA incluido.

Más pruebas Hevik

Comentarios