24-03-2017
Fotos:
Ducati
Valora esta prueba

Ducati recupera su Monster de acceso tras cuatro años apostando únicamente por la familia Scrambler, de clara tendencia neo-retro. Los incondicionales del icono naked deportivo italiano ya pueden respirar tranquilos porque vuelve la accesibilidad y la diversión hecha Monster: la "pequeña" hija pródiga ya está en casa.

Lo mejor
Fácil de conducir
Aprovechable
Feeling deportivo
Mejoraríamos
Sin indicador de marcha engranada
Poco radio de giro
Visibilidad por los retrovisores

Valoración final

Esencial, deportiva, icónica, contemporánea... la nueva Ducati Monster 797 reinterpreta bien el legado de un modelo fundamental en las últimas tres décadas de historia de la firma boloñesa.
Muy aprovechable y poco exigente, al final vas rápido si te lo propones, pero no te pide guerra. Es fácil de llevar, intuitiva y siempre da la talla. Completa, contenida y resultona, no echarás de menos nada más. A mí me gusta más que una Scrambler Full Throttle, por ejemplo, por imagen, carácter deportivo, chasis y frenos.
La Ducati Monster 797 roja cuesta 8.990 € (9.090 € en blanco/negro mate). La versión Plus (añade cupolino y tapa de colín) roja asciende a 9.390 € (9.490 € en blanco/negro mate) y cualquier de ellas se beneficia de una promoción de lanzamiento de 600 € hasta mayo inclusive. Además, financiando más de 7.500 € a 3 años (7.25 TIN) descuentan 900 € adicionales. También hay versión limitada para carnet A2.
La línea de ropa específica y el listado de accesorios para personalizarla no podía faltar: piezas de fibra de carbono y aluminio mecanizado, 2 asientos (confort +25 mm y bajo -20 mm), escapes Termignoni, intermitentes LED, bolsas sobredepósito, etc. Si lo prefieres, existen dos packs ya hechos y listos para montar: Sport y Urban.

Ficha técnica

Material utilizado en la prueba

Más pruebas Ducati

Comentarios