08-03-2019
Fotos:
Ducati
Valora esta prueba

Tres años después del lanzamiento de la Multistrada 950, Ducati aprovecha para realizar un restyling de su trail asfáltica media, acompañada de una nueva hermana 'S' con toda la electrónica de la Multistrada 1260 S. Ante esta suculenta variante, realmente, ya no necesitas 158 CV para disfrutar de tu moto.

Lo mejor
Ergonomía
Electrónica
Equipamiento opcional
Estabilidad
Mejoraríamos
Precio MTS 950 S radios
Protección del parabrisas
Sin versión A2

Valoración final

Mi última referencia con la 950 se mantenía en mi cabeza tras los 2.000 km del Rally Dos Mares 2017 y, pese a mantener el mismo motor, la S se siente diferente. Se nota más capaz, precisa y estable que nunca, llegando incluso a parecerme que corre más, y sin realizar un gasto excesivo (al finalizar la prueba marcaba un consumo medio de menos de 6 l./100 km). Está claro que el secreto está en el excelente funcionamiento de lo que no se ve, es decir, del nuevo pack electrónico heredado de su hermana mayor.
Es una moto noble, estable, precisa, fácil de conducir y con la que rápidamente coges confianza. El motor rinde más que suficiente para un uso lógico y no te da la sensación de ir por encima de tus capacidades, algo que sí puedes llegar a padecer con una 1260 S. Comparada con la 950 básica apenas hay diferencias por fuera, pero lo que esconde es lo que realmente manda y, si puedes, merece la pena el esfuerzo por hacerte con la versión Sport: tras muchos kilómetros agradecerás ese feeling que sólo una moto con electrónica de última generación puede ofrecerte.
La MTS 950 (carrocería/chasis rojo y llantas negras) cuesta 14.390 €, en versión S sube a 16.390 € (300 € más en gris) y con llantas radios ya asciende a 17.140 € (300 € más en gris). Las revisiones oficiales se fijan cada 15.000 km y las opciones de financiación especial Ducati Active! siempre facilitan la adquisición de un modelo de estas características.

Material utilizado en la prueba

Más pruebas Ducati

Comentarios