VOLVER
Lo mejor
Evolución en el manejo de las asistencias electrónicas
Ligereza y estabilidad
Mitigación de la transferencia de pesos
Potencia
Mejoraríamos
Tacto rígido de parte ciclo
Precio
Valoración final

Nuestra protagonista es una moto de competición. Una moto orientada al 100 por cien para un uso en circuito, aunque se puede, lógicamente, utilizar en la calle. Un ambiente en el que sin duda no se puede disfrutar plenamente dadas sus extraordinarias prestaciones. Destaca especialmente por la capacidad en la que su V4 transfiere la potencia al suelo, el tacto sublime de su acelerador y las posibilidades enormes de sus ajustes electrónicos. Que son además muy intuitivos y fáciles de manipular, tanto como para hacerlo en marcha. Todo un avance. Además, se percibe extraordinariamente ligera, ágil y estable. Pero, también rígida. Una moto cuya estructura deriva en parte de la Desmosedici de MotoGP es capaz de ofrecer más y más cuanto más elevado es el nivel de conducción de su piloto. Sin embargo, exige de cierta adaptación para aquellos con poca experiencia y amateur, pues transmite las sensaciones y sus límites a partir de cierto ritmo. Es en este sentido en el que en gran medida se ha seguido trabajando en esta versión 2022: hacerla más accesible.

La Panigale V4 S es una verdadera joya sobre dos ruedas, cuyo precio se sitúa en 32.990 €. La V4 2022 estándar, sin suspensiones electrónicas ni llantas superligeras Marchesini, cuesta menos (27.390 €), y puede ser suficiente para la mayoría. Y sin renunciar a todo el poderío tecnológico de Ducati aplicado a su buque insignia, la hace ya tiempo icónica Panigale. Un modelo que con solo nombrarlo infunde admiración y respeto.