29-09-2019
Fotos:
Ángel Pérez
Valora esta prueba

Llevamos la KTM 790 Duke más allá de la salida dominical y de las carreteras reviradas. Nos vamos de viaje hasta el corazón del Pirineo, después de cruzar la gran urbe y atravesar la extensa llanura por la autovía, navegando por el asfalto que serpentea la gran cordillera. Y al concluir este periplo, también probamos el circuito.

Lo mejor
Agilidad felina
Paso por curva férreo
Tracción de Supermotard
Mejoraríamos
1ª Respuesta del gas

Valoración final

Una naked deportiva que, por un precio de 9.899 euros, se mueve en la ciudad con la soltura de un scooter y que tiene en nuestra carretera favorita de montaña su escenario natural por excelencia. Una moto desnuda con un motor que permite hacer nuestro viaje tan largo como nuestro físico y nuestras ganas sean capaces de soportar, contando con una ergonomía que hace más llevadera de lo que parece la tediosa travesía por la autopista.

Un modelo, también, que por sus cualidades, nos invita a adentrarnos de cuando en cuando en el circuito para hacer una rodada o entrenar nuestra forma deportiva en una de tantos cursos como se ofrecen en pista. 

Más pruebas Motos

Comentarios