28-05-2017
Fotos:
Gas Gas
Valora esta prueba

En un país en el que se persigue a quienes disfrutan del off road y se ha dejado morir la industria motociclista, hay que ser muy valiente para hacer una apuesta por producir una moto de enduro y, además, dos tiempos. La gente de Gas Gas lo ha hecho y la verdad es que han conseguido un producto del que pueden sentirse orgullosos.

Lo mejor
motor
componentes
agilidad
Mejoraríamos
acabado faro delantero

Valoración final

Subirte a una moto que no conoces y sentirla tuya rápidamente es algo que siempre sorprende. Normalmente tienes que acostumbrarte a las geometrías, las posiciones, sin embargo desde un primer momento esta moto me resultó muy familiar. Tiene un tamaño correcto, incluso para alguien bajito como yo, que a duras penas supero el 1,65 te puedes apañar más que bien.
Su parte ciclo está a un buen nivel y aunque no tuvimos oportunidad de probarla en trialeras, en el tramo de la crono y en el bosque se comportaba correctamente. Además transmite buenas sensaciones y te permite ganar confianza rápido incluso en curvas sin apoyos.
Como cada vez que te subes a un buen 2T y más si es de esta cilindrada, la sensación que te da es de que corre mucho. Cuando suelta el latigazo la rueda delantera toca poco, por no decir nada, el suelo mientras empalmas marchas y eso la hace muy divertida, pero también más exigente. El sistema de frenado va en consonancia con lo que corre la moto y es capaz de pararla de manera efectiva teniendo en cuenta siempre que la tierra sigue siendo tierra y que hay que modular la frenada si no quieres acabar en el suelo.
Estamos ante una verdadera competidora en su segmento, que nada tiene que envidiar a suecas o austriacas y que estará en los concesionarios por 7.950 € iva incluido.

Ficha técnica

Material utilizado en la prueba

Comentarios