02-04-2017
Fotos:
T. Pérez
Valora esta prueba

Una creación muy juvenil, con aire deportivo y líneas voluptuosas, que tanto en el motor como en la parte ciclo presenta modificaciones inspiradas en esas mismas formas. Hemos querido ir más allá de las pruebas al uso sobre este tipo de motos, metiendo esta Harley en el circuito para analizarla verdaderamente a fondo, contando con la colaboración, además, de toda una campeona de España.

Lo mejor
Motor
Estabilidad en curva
Frenada
Mejoraríamos
Caja de cambio
Visibilidad instrumentación

Valoración final

Un conjunto tan voluptuoso como homogéneo que transmite en marcha toda la fuerza y el dinamismo que proyectan sus formas. Una criatura custom con una esencia vivaz de la que emana esa misma sensación, con todo su vigor, al conducirla sobre un escenario tan extremo e insólito para una "cerda de Milwaukee" como lo es una pista de carreras.
Una preparación con un comportamiento dinámico que ciertamente nos ha sorprendido y que, más allá de su estética imponente y arrebatadora, muestra que, con conocimiento y buenas manos, se puede lograr una moto tan divertida como segura, incluso en el circuito, aunque estemos hablando de una Harley. El conjunto de sensaciones, en general, que me ha dejado esta particular creación sobre una Harley me la han sugerido como una competidora directa de la Yamaha XJR 1300 que los responsables del concesionario Capital nos revelaron que han quedado tan satisfechos con esta imponente creación, que se están planteando montarla en una pequeña serie especial para sus clientes.

Ficha técnica

Más pruebas Motos

Comentarios