Pruebas
VOLVER
Fotos:
Honda
Valora esta prueba

El súper ventas japonés recibe nuevas e importantes mejoras, aunque algunas de ellas pasan desapercibidas al ojo ya que se encuentran debajo de su también renovada carrocería. El Honda PCX 125 2019 es scooter "convalidado" netamente urbano pero con unas prestaciones que lo convierten en un gran aliado también fuera de ciudad.

Lo mejor
Rendimiento general
Sensaciones
Calidad de acabados
Mejoraríamos
Capacidad de carga
Falta de suelo plano
Freno trasero
Valoración final
Cuando uno ve el nuevo PCX lo reconoce a la primera. Sus líneas no dan lugar a dudas, es justo lo que esperas en cuanto a diseño se refiere. Pero luego empiezas a fijarte en los detalles y ves algunas de sus novedades, como las llantas o el ABS en freno delantero.
Sin embargo lo más importante de esta nueva generación no se ve, aunque si te subes a él pronto entiendes que hay cosas que no hace falta que se vean para poder disfrutarlas. El chásis es bastante más rígido que en las versiones anteriores y ayuda a que la conducción sea más precisa. A eso también contribuyen los neumáticos que emplea, unos Michelin capaces de transmitir grandes sensaciones
Al final se trata de un scooter muy manejable, fácil de llevar en ciudad y cómodo, pero que nos permite rodar por carreteras porque el motor está a la altura y podremos ir al ritmo que marque la carretera sin problema.
El espacio bajo el asiento ha ganado capacidad y entra un casco integral, eso sí no todos los integrales entran hogadamente ya que nuestro HJC (talla S) entraba justito y forzando un poco el asiento. Aún así es algo relativo a la forma de casco y no tanto al espacio.
Ficha técnica