VOLVER
Fotos:
Javier Ortega
Valora esta prueba

Probamos la sexta generación del conocido Scoopy 125, una profunda actualización del popular scooter rueda alta para carnet de coche que mejora en todos los aspectos para seguir siendo una referencia en su categoría. Diseño, tecnología, practicidad y polivalencia por menos de 4.000 euros.

Lo mejor
Motor
Estabilidad
Capacidad de carga
Consumo
Mejoraríamos
Sin guantera
Valoración final

El Honda SH125i 2020 mejora mucho a su antecesor, haciéndolo más competitivo, práctico, tecnológico y atractivo. El motor es una maravilla en lo que a comportamiento se refiere, está afinado al máximo y es tan suave como agradable y poco ruidoso: nunca te cansas de él. La estabilidad es la misma de siempre, pero ahora con la posibilidad de transportar más "trastos" que antes, cosa que siempre se agradece cuando compras un scooter para huir de los atascos y que te facilite la vida diaria. Por último, su equipamiento de serie está a la altura de modelos superiores y es más premium que nunca.

El Scoopy está disponible en 4 colores (Negro Pearl Nightstar, Blanco Pearl Cool, Gris Timeless Metallic y Rojo Pearl Splendor Red) 2 versiones: con baúl trasero manual de 35 l. (3.800 €) o de apertura remota (3.990 €). 

Material utilizado en la prueba
Comentarios