Pruebas
VOLVER
29-07-2017
Fotos:
Antonio Setzu
Valora esta prueba

Hubo un tiempo en el que las sport-turismo reinaban en el mercado. Motos fantásticas que gracias a su estética y versatilidad fueron el sueño de muchos de nosotros y la realidad sólo para unos pocos afortunados. Esta Kawa es una fiel heredera de todas ellas.

Lo mejor
Versátil y económica
Perfecta primera moto grande
Mejoraríamos
Uso con pasajero
Valoración final
Para los que ya peinamos alguna que otra cana y nos subimos en esta Kawa 650 Ninja nos resulta muy difícil no pensar en lo inmensamente felices que hubiéramos sido en el caso de haberla tenido como primera moto grande y en cómo han cambiado los tiempos, en este caso para bien.
Digna y mejorada heredera de la ER-6F y hasta de mi añorada ZZR 600, no es una de esas motos que calificarías con un 8 en todo, pero tampoco con un 0 en nada. Lejos de eso, es una moto notable en muchos aspectos que solo defraudará a los que se dejen engañar por su puro aspecto Racing y la quieran emplear para tareas encomendadas a sus hermanas de más cilindros.
Kawasaki acierta de pleno y con pleno derecho sobre un modelo que debería estar destinado a centrar todas las miradas de aquellos que en estos momentos ojeáis la web porque váis a examinaros del carnet de moto y todavía no tenéis claro por cual decantaros. Además de la versión KRT (7.860 €), Kawasaki ofrece tres Ninja 650 más: estándar (7.660 €), Tourer (7.919 €) y Performance (8.438 €).
Ficha técnica