02-09-2018
Fotos:
Javier Ortega
Valora esta prueba

Se trata de una de las naked de 125 más económicas que podemos encontrar en el mercado, pero sorprendentemente nos encontramos con una moto práctica para poder usar en ciudad. Nos subimos a una moto que se centra en lo necesario y deja de lado lo superfluo.

Lo mejor
Precio
Altura asiento
Manejo
Mejoraríamos
Acabados
Potencia
Sin ABS

Valoración final

Si buscamos una moto que nos permita movernos por la ciudad. pero sin gastar una gran cantidad de dinero y sin necesidad de contar con el carné de moto. Su potencia es suficiente para manejarse por la ciudad, a algo a lo que ayuda su chasis y sus suspensiones. Eso sí, es justa si queremos aventurarnos a entrar en autopistas de 120 y más aún con dos encima.
La comodidad es su punto fuerte, junto con el precio, en un modelo que se comporta bien en líneas generales y que es noble a la hora de llevarlo incluso para los menos expertos. Los acabados son el punto menos fuerte del modelo, pero claro son esos acabados los que permiten contar con un precio tan ajustado por lo que si lo que buscamos una moto práctica y económica podremos optar por ella y si buscamos opciones más detallistas tendremos que rascarnos el bolsillo y preparar el doble de dinero.
Como decía, una opción razonable si lo que prima en nosotros es la búsqueda de una moto barata y es que por poco más de 2.000 euros (2.199) la tendremos en nuestro poder.

Ficha técnica

Material utilizado en la prueba

Comentarios