19-11-2017
Fotos:
Javier Ortega
Valora esta prueba

Tras haber exprimido el KYMCO AK 550 en el Circuito Ascari de Ronda, ahora toca probarlo en ciudad y carretera, escenarios más lógicos donde poder evaluar el maxiscooter más sofisticado de la firma asiática. KYMCO lo ha clavado al primer intento.

Lo mejor
Estabilidad
Tracción
Frenada
Mejoraríamos
No se puede cambiar modo de conducción en marcha
Guanteras sin cerradura
Visibilidad TFT con sol

Valoración final

A la espera del futuro SYM Maxsym TL1, sin lugar a dudas, al BMW C 650 Sport y Yamaha TMAX les ha salido un duro competidor. Bien es cierto que el maxiscooter alemán (desde 11.650 €) es el más rápido y potente del segmento desde su lanzamiento en 2012, además de ser el que más opciones de equipamiento/extras/accesorios permite. Por su parte el japonés (desde 12.299 €) goza de una dilatada experiencia de 17 años y cuatro generaciones en los que se ha perfeccionado un producto que mantiene un estándar de calidad muy alto, al igual que su coste final. El KYMCO AK 550 es un maxiscooter deportivo excepcional, con leves detalles por pulir, pero con una relación calidad-precio imbatible (9.949 €) y un comportamiento óptimo. Por cierto, sólo está disponible en color negro.

Ficha técnica

Material utilizado en la prueba

Más pruebas Kymco

Comentarios