25-09-2016
Fotos:
KYMCO
Valora esta prueba

Llega la hora de jubilar el Super Dink 125, nacido en 2009, cuya suma de los 6 años que ha permanecido en el mercado, más las cifras conseguidas por su versión de 300, representa el mayor número de ventas durante ese periodo en el todo el mundo motorizado de las dos ruedas.

Lo mejor
Acabados
Arrancada
Frenada
Estabilidad
Mejoraríamos
Velocidad punta
Visibilidad de los espejos

Valoración final

Se trata de un scooter de atractivo diseño y completa equipación con el que Kymco entra en restringido ámbito de la norma Euro4, consiguiendo una efectiva arrancada, a pesar de sus cortapisas y que le hace tener un poco menos de empuje al final para poder superarlas. Su carrocería permite esconderse del viento y es cómodo gracias al asiento, mullido y a la plataforma en dos alturas. Por cierto, el asiento es confortable tanto para el conductor como para el acompañante, algo que es de agradecer. En cuanto a la frenada, efectiva, ha ganado mucho frente a su predecesor y encima equipa ABS que si bien es cierto que es obligatorio con la nueva normativa, nunca está de más. El comportamiento del Grand Dink en cuanto al resto de la parte ciclo es notorio, y se agradece el trabajo que han hecho en las suspensiones que han tarado específicamente para el mercado español y que ayudan a que el scooter tenga un buen comportamiento tanto en las curvas lentas y codos de la ciudad como circulando más ligeros por carretera. En resumen, podríamos decir que Kymco sube de categoría con este nuevo Grand Dink en el rango de 125, para ofrecer un producto de gama media-alta por un precio de 3.699 €
Comentarios