27-05-2018
Fotos:
KYMCO
Valora esta prueba

Aunque su corte es retro y nos transporta a tiempos pasados, su interior alberga uno de los motores que marcarán tendencia en lo que está por venir. Probamos el KYMCO Like 125, una máquina que aúna estilo con efectividad y que mecánicamente se adelanta a su tiempo.

Lo mejor
Manejo
Comodidad
Silencioso
Caldidad-precio
Mejoraríamos
Potencia
Carga bajo el asiento
Tapa de la guantera

Valoración final

Si tenemos en cuenta su precio, lo cierto es que el KYMCO Like 125 es una gran opción para aquellos que buscan un 125 utilitario pero con estilo propio.
El trabajo que se ha realizado en el motor por parte de la marca taiwanesa queda patente cuando comprobamos lo silencioso y cómodo que es el propulsor aunque estemos hablando de uno refrigerado por aire. Además, sus prestaciones se acercan casi más a los refrigerados por agua, con sus 11,6 CV que son suficientes para desenvolverse por la ciudad y sus alrededores aunque no estaría mal un poco más de potencia, algo que siendo sinceros tampoco podemos exigir a un scooter de aire si además queremos asegurarnos durabilidad.
Además de la parte estética, es un scooter divertido de conducir, fácil e intuitivo que muestra estabilidad y aplomo y que se puede manejar fácilmente entre el tráfico.
En líneas generales es un modelo muy redondo, aunque le falta un poco de capacidad bajo el asiento ya que aunque lo intentamos, nuestro casco (talla XS) no permitía cerrarlo ya que el hueco está pensado para un casco jet.

Ficha técnica

Material utilizado en la prueba

Comentarios