29-10-2019
Fotos:
Miguel Méndez
Valora esta prueba

Probamos la nueva Malaguti XSM125, una moto para disfrutar de la ciudad, de la carretera y hasta de los circuitos de karting si llega el momento. Un conjunto que emplea una tecnología de demostrada solvencia con unas prestaciones de primer nivel.

Lo mejor
Agilidad
Prestaciones
Estética
Mejoraríamos
Frenada combinada en circuito

Valoración final

Podemos considerar que la Malaguti SMX 125 es una especie en extinción en lo que se refiere a concepto. Actualmente no encontramos en el mercado muchas 125 con estas características y con un carácter supermotard, por lo que si alguien busca una moto con este corte puede ser una de las opciones a tener en cuenta muy seriamente.

La moto está muy bien acabada, pero lo mejor que tiene es el comportamiento. El motor, refrigerado por agua, funciona bien y nos da la potencia que podemos esperar de una moto para el carné A1 o el B y el cambio de marchas es una auténtica delicia, pues las marchas entran solamente con insinuarlo. En cuanto a la parte ciclo, su comportamiento es impecable, ágil y precisa partes iguales y transmitiendo confianza en todo momento.

La frenada es efectiva y lo único que podríamos pedirle como "extra" es que el CBS no actuase delante de una manera tan potente para poder usar más el freno trasero en circuito. Aún así, hay que tener en cuenta que aunque estemos ante una moto muy divertida no deja de ser una moto para ciudad y carretera y el uso en el circuito será puntual si es que llega. Por lo tanto podemos decir que es una opción económica, divertida y con una mecánica fuera de toda duda.

Ficha técnica

Material utilizado en la prueba

Comentarios