29-01-2016
Fotos:
Piaggio
Valora esta prueba

La nueva versión del rueda alta "low-cost" de Piaggio llega con importantes novedades, entre ellas un espectacular acabado. Hemos tenido una primera toma de contacto con un modelo renovado pero que no pierde la esencia de sus antecesores.

Lo mejor
Acabados
Estética
Comodidad
Mejoraríamos
Toma USB de serie
Guanteras delanteras cerradas
Tacto del freno trasero

Valoración final

Aunque tuvimos la suerte de estrenar, literalmente, uno de los Liberty que Piaggio puso a nuestra disposición, precisamente el hecho de subirnos a un vehículo sin rodaje hizo que el motor no pudiera demostrar todo lo que se esperaba de él. Sin embargo podemos decir que el propulsor apunta maneras y se sitúa en la senda del resto de scooters de su segmento, con una respuesta sencilla y calmada que permite circular por la ciudad y también por tramos de carretera sin ningún problema.
Su parte ciclo, con un sistema de frenos al igual sin rodar, se mostró efectiva incluso en esas condiciones, aunque sin duda lo que más nos gustó es la precisión y la capacidad de maniobrar entre el tráfico de la ciudad y la ligereza y seguridad que transmite el conjunto.
Hay que decir que la altura del asiento al principio parecía elevada para la gente de estatura media-baja, como es el caso de un servidor y más teniendo en cuenta que estamos ante uno de esos scooters con el que la marca apunta mayoritariamente a un público femenino. No obstante, una vez en marcha y parando en los semáforos no tuvimos ningún problema ni incomodidad, ayudados también por una plataforma baja que da mucha confianza si no eres muy grande.
En cualquier caso estamos ante un scooter que hará que la saga se perpetúe en el tiempo y más aún con el precio que llega al mercado, 2.449 €, cerca de los precios de sus principales competidores.

Ficha técnica

Comentarios