24-06-2018
Fotos:
Quadro
Valora esta prueba

Si uno piensa en moverse entre el tráfico de la ciudad y escapar de los atascos piensa en moto, pero si no tiene carné de moto o no quiere llevar una 125, tiene la opción de recurrir a las tres ruedas. Al menos hasta ahora, porque hay una manera de evitar el tráfico y seguir en cuatro ruedas. Probamos el nuevo Quadro Qooder.

Lo mejor
Estabilidad
Confianza
Comodidad
Mejoraríamos
ABS
Potencia
Acabados
Precio

Valoración final

No cabe duda de que se trata de una opción razonable para aquellos que quieran un vehículo diferente y tengan la capacidad de poder pagar los más de 11.000 euros que piden por él.
Su comportamiento es previsible y aunque se trata de un vehículo pesado, en marcha te deja manejarlo con soltura, eso sí, en parado tiene miga eso de mover tanto peso y hay que cogerle el truco para poder hacerlo.
Su motor, aunque suficiente en las salidas y con buena estirada, llega ya con menos brío a los 120 por hora, suficiente para circular sin problema por cualquier autovía aunque no le vendrían mal cuatro o cinco caballos extra. En resumen, se trata de un vehículo diferente, que no tiene nada que ver con una moto más allá de la posición y de la ventaja que supone al tráfico frente a un coche, aunque es cierto que en sitios muy estrechos quizás no podamos pasar como no podríamos hacerlo con una moto tipo GT o Adventure y que se sitúa a medio camino entre ambos aportando un extra de seguridad.

Ficha técnica

Material utilizado en la prueba

Comentarios