26-05-2019
Valora esta prueba

Los scooters de tres ruedas han supuesto un antes y un después, ya que actualmente permiten conducir una "moto" a un usuario que tenga el carné de coche pero que tenga la opción de moverse rápido por la ciudad. El Quadro QV3 es uno de los tres contendientes y, también, el más peculiar gracias al sistema HTS.

Lo mejor
Sensaciones
Comodidad
Potencia
Mejoraríamos
Protección de la pantalla
Vibraciones motor
Sin ABS

Valoración final

Los primero que debemos tener claro es que el Quadro QV3 no es scooter al uso. Cuando nos subamos, si tenemos experiencia, no debemos esperar las sensaciones que nos transmitiría un scooter de dos ruedas. Al final, tener dos ruedas delante requiere otro tipo de conducción diferente, al que hay que acostumbrarse teniendo en cuenta que además su sistema hidráulico tiene una reacción peculiar.
Precisamente ese sistema hidráulico es el que le aporta uno de sus mayores puntos fuertes ya que le da un aplomo tremendo en el tren delantero que transmite una seguridad extra y nos permite llegar al tope del mismo cuando vamos tumbados a 45º.
En cuanto al motor, el monocilíndrico da la potencia que necesitamos para poder desenvolvernos incluso por autopista, alcanzando sin problema el límite de velocidad máximo en autopista. Precisamente en autopista es donde notamos que la pantalla no cubre tanto como para protegernos del todo del viento.
En resumen, se trata de un vehículo completo con un precio competitivo que puede resultar una buena alternativa al coche para aquellos que no quieren subirse a una moto convencional, pero también para aquellos que quieren el extra de seguridad que supone llevar dos ruedas delante y aún así poder divertirse

Ficha técnica

Material utilizado en la prueba

Comentarios