Pruebas
VOLVER
Fotos:
Suzuki/J.Martínez
Valora esta prueba

Suzuki renueva su GSX-S1000 con una motorización Euro 5, estética más agresiva y mayor equipamiento con el objetivo de seguir siendo una de las maxinakeds más equilibradas y efectivas para uso en carretera.

Lo mejor
Motor
Chasis
Comportamiento
Mejoraríamos
Sin IMU
Sin TFT
Valoración final

La Suzuki GSX-S1000 es un claro ejemplo de moto que no destaca en ningún aspecto concreto pero que tampoco hace nada mal. Por 13.695 € no se puede pedir más, un modelo fiable, cómodo y efectivo con el que no te cansarás de hacer kilómetros. Su imagen va acorde a la deportividad que exhibe el segmento pero su talante combina muy bien el uso rutero con el deportivo, un compromiso realmente difícil de conseguir a tenor del radicalismo extendido en el segmento maxinaked.

Está disponible en tres colores (azul, gris mate, negro) e incluye 3 años de garantía y asistencia en carretera Premium. Además, dispone de un extenso catálogo de accesorios opcionales (tapa de colín, manetas, contrapesos, asiento, topes anti-caída, bolsa sobredepósito, adhesivos, etc) para personalizarla al gusto de cada propietario.

Material utilizado en la prueba

Comentarios y opiniones