10-04-2016
Fotos:
Triumph
Valora esta prueba

Tras casi seis décadas de historia, una nueva generación del modelo más emblemático de Triumph se actualiza por completo para volver a ser la referencia en el segmento neoclásico. Historia, tecnología, equipamiento y personalidad no le faltan para seguir manteniéndose tan joven como en 1958.

Lo mejor
Confort de marcha
Acabados
Suavidad de funcionamiento
Imagen
Mejoraríamos
Frenada

Valoración final

Suave, dulce, refinada y fácil, así se siente la Triumph Bonneville T120. Una moto-icono inmortal, muy mimada y de excelentes acabados con la que Triumph marca un punto de inflexión hacia una nueva etapa de prometedor futuro. Bien es cierto que en lo que a imagen se refiere respecto a la T100 anterior, es la que menos ha cambiado de toda la gama clásica, pero sus 11.900 € encierran una completa renovación de la que sólo se ha salvado el nombre.
La T120 está disponible en cuatro colores (negro, rojo, rojo/plata y blanco/negro). La versión T120 Black (la de la prueba) sólo se diferencia de la T120 estándar en sus colores (negro mate y gris mate), acabados (predomina el negro mate) y tapizado de asiento (marrón en vez de negro).

Material utilizado en la prueba

Más pruebas Motos

Comentarios