Pruebas
VOLVER
02-12-2021
Pipe Hinojosa
Fotos:
Triumph
Valora esta prueba

La marca de Hinckley presenta un enfoque distinto sobre lo que debe ser una superdeportiva. La razón hay que buscarla en la génesis del modelo. Así, la Triumph Speed Triple 1200 RR no oculta su origen ni en la denominación. Aunque es evidente que es una evolución de la Triumph Speed Triple 1200 RS presentada el pasado mes de mayo, es una moto con personalidad propia destinada a cubrir un hueco que el mercado ha descuidado.

Lo mejor
Motor
Suspensión semi-activa
Electrónica
Frenada
Mejoraríamos
Bocina
Cúpula efecto lupa
Embrague por cable
Valoración final

Es inevitable aproximarse a una motocicleta con una opinión previa. Unas veces la prueba refrenda esa opinión y otras te sorprende, en uno u otro sentido. La Triumph Speed Triple 1200 RR es de estas últimas, en el sentido más positivo del término, porque cambiando semimanillares, posición de estriberas, suspensiones y neumáticos (aparte de la estética) y manteniendo motor, chasis y frenos, Triumph ha conseguido fabricar una moto con personalidad propia, que bien podría haber tenido denominación propia. 

Si entendemos que la Triumph Speed Triple 1200 RS es una naked streetfighter, la Speed Triple 1200 RR es una deportiva con todas las letras, con la particularidad de que se puede disfrutar en carretera sin la sensación de tigre enjaulado. Bien es verdad que es un buen producto porque recurre a los mejores componentes del mercado y eso no se puede soslayar en el precio (21.400 € en blanco, 21.650 € en el rojo de la unidad probada), pero es quizá la superdeportiva más versátil y me atrevo a decir, más bonita del mercado.