25-02-2018
Fotos:
Kingdom Creative/Triumph
Valora esta prueba

La séptima generación del medicamento naked sport del fabricante británico se actualiza con una electrónica más avanzada, un propulsor tricilíndrico de 150 CV y una versión RS "full equip" dotada de todo lo necesario para calmar cualquier síntoma de fiebre, dolor, migraña o artritis reumatoide. Manténgase fuera del alcance de los niños.

Lo mejor
Agilidad
Aceleración
Suspensión
Mejoraríamos
Poco radio de giro
Sin iluminación full-LED

Valoración final

Bajo mi punto de vista, la Triumph Speed Triple RS 2018 ha evolucionado dos escalones en vez de uno, pues los cambios y el funcionamiento general de la moto son más notorios que el paso que hubo de la Speed Triple V a la VI en 2016. Los 16.250 € la sitúan en un segmento premium, pero su comportamiento y acabados lo merecen. Imagen musculosa, sugerente sonido e impecable y sólido funcionamiento. ¿Cómo rizar el rizo? Iluminación full-LED, mayor radio de giro para facilitar maniobras y suspensión electrónica semiactiva la situarían a un nivel sobresaliente, aunque seguramente ya alcanzaríamos la barrera de los 18.000 €.
El segmento maxinaked sport está muy competido, pero ahora la Triumph ya se mete de lleno y sin complejos en la lucha con otras rivales como la Honda CB1000R, BMW S1000R, la Ducati Monster 1200 S, la Suzuki GSX-S1000, Kawasaki Z1000 o Yamaha MT-10 SP. Es la única tricilíndrica de litro del mercado y su imagen rezuma clase, deportividad y personalidad a partes iguales.
Por otro lado, los más de 50 accesorios disponibles (piezas mecanizadas CNC, intermitentes LED, asiento bajo, protectores de chasis, cúpula sport, asas de pasajero, diversas opciones de equipaje, etc) para ella están diseñados para que los más sibaritas le terminen dando ese toque único e inconfundible.

Ficha técnica

Material utilizado en la prueba

Más pruebas Motos

Comentarios