Suscríbete a nuestro NEWSLETTER
Ir a pruebasVolver a Custom & Cafe
Custom & Cafe logo

Prueba Triumph Speedmaster 2011: pura sangre en ruta

Con el mejor detalle custom y un carácter impecable déjate llevar por este equilibrado conjunto, que combina estilo cruiser y toques retro, con un motor que no te dejará indiferente.

  • 18/04/11
  • Mariano Hinjos
  • Mariano Hinjos
ampliar foto

La marca inglesa lleva ya un rodaje considerable en el mundo custom, todo comenzó en 1995 con las primeras exportaciones al mercado americano y con la aparición en escena de la incombustible – por algo será – Thunderbird, sólo que en sus orígenes se trató de un motor 900cc tricilíndrico, y con ella la entrada por la puerta grande de dos tendencias que supondrían un éxito sin igual para la marca, el custom comenzaban su andadura bajo la marca inglesa. Este paso supuso un antes y un después, la acogida fue buena y dio entre otros pie a que una de las maravillas que ruedan con estilo propio por nuestras carreteras, la Bonneville, esta montura retro se relanzó en 2001 y se convirtió en el buque insignia de la marca con unas ventas relanzadas gracias a esta joya.

Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Negros mate y brillo combinados entre motos y tapas

Para el motero que busca disfrutar en cada curva con el mejor estilo.

Todo esto que os cuento viene al caso ya que le motor de la boni se adaptó a otras monturas, una al más puro estilo café race la Thuxton y otra destinada a los gustos del mercado americano y con un carácter cruiser muy marcado, hablamos de la Speedmaster.

Marco cromado para el lienzo

Sin duda estamos ante una moto que podríamos englobar dentro de aquellos moteros que buscan la ruta en solitario, ya que su plaza trasera es casi un elemento estético más que algo práctico, debido a sus reducidas dimensiones.
El conjunto tiene claros toques de su hermana retro Bonneville y por supuesto de la América y podríamos decir que claramente ha compartido las bondades del flexible y suave motor de la boni, eso sí con un carácter propio y una estética que está entre el más puro estilo custom y una aire sport cruiser.

Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Divertida en cada curva

Cromados, negros mate y brillantes inteligentemente combinados.

Sus llantas de aluminio de ejes combinando el negro con los pulidos de color del aluminio, le dan un toque perfecto. La marca este año ha recurrido a combinar los brillantes negros de pintura, con los mate de ruedas y elementos del motor, como en el caso de la nueva incorporación a la familia Triumph de la más espectacular y renovada custom Thunderbird Storm que también emplea esos toques vistosos de aluminio y negros.

Un placer que se transmite perfectamente a nuestros sentidos y hace perfecta cualquiera de nuestras salidas

Otro de los detalles protagonistas del conjunto lo encontramos en las estética de faro, intermitentes y espejos, estos dos últimos integrados en el manillar. Desde la postura de conducción la instrumentación esta originalmente repartida entre el depósito y el manillar a la altura del faro, con un buen número de cromados que configuran este lienzo visualmente imponente.

Buscando la ruta

En el modelo 2011 se ha cambiado la distancia entre ejes, pasando de los 1.655 mm a los 1.605 mm para hacerla mucho más ágil y manejable, aunque parezca poco se nota. Con un asiento en el que nos sentiremos como en el sofá de casa y con postura de conducción de piernas adelantadas, la misma se torna relajada y dada la suavidad del motor en un placer que se transmite perfectamente a nuestros sentidos y hace perfecta cualquiera de nuestras salidas. A la hora de meterla en ciudad, a pesar de que su centro de gravedad es bajo – por ello de su agilidad y facilidad de conducción – y apenas notaremos su notables 229 kilos su radio de giro es reducido, volviéndose algo caprichosa para moverse entre el tráfico y que se ven influenciadas por su grado de lanzamiento (33,4 grados), por lo que podremos afrontar el bullicio urbanita conociendo sus limitaciones a la hora de serpentear entre el caos de las ciudades.

Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Manejable y fácil de llevar

Facilidad y agilidad para moverte a tu gusto disfrutando de cualquier ruta.

Las suspensiones se comportan de manera correcta, pero claro su discreto recorrido delantero de 41 mm retorna en una horquilla caprichosa en cuanto a la elección del firme, es decir no demasiado bacheado ya que se notan mucho las irregulares del asfalto. Siguiendo con la parte delantera, sus dobles frenos de disco se han quedado en uno, eso sí con un comportamiento ejemplar y más que suficiente, con dos clavaríamos en exceso e incluso de manera peligrosa, así que un acierto dejar un solitario disco, que se muestra muy eficaz. Su comportamiento se completa con un freno de disco trasero de doble pistón mordiendo un disco de 285 mm que también tiene un gran protagonismo en las frenadas, sobre todo por las formas y repartos de pesos del conjunto.

Sus 61 cv y 865cc para mover la montura Triumph no cambian respecto a la anterior versión y es que son más que suficientes para manejarla, a todo esto el ya más que probado sistema de inyección permite realizar unos consumos contenidos entorno a algo más de 6 litros.

Tirando de las riendas

Pero dejémonos de tanto número y cifra, al fin y al cabo lo que queréis escuchar es como va, pues a eso vamos. De lujo!!! Puede resumirlo todo pero por ir por partes, como ya dije no es su mejor entorno el urbano, por ello que mejor escenario que sierra madrileña y carreterita de montaña. Los neumáticos de serie van como añillo al dedo, no notas el más mínimo fallo y traga curvas como una campeona, como toda custom a ciertas velocidades el aire se convierte en nuestro incómodo compañero de viaje.

Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Buscando la curva perfecta

Viajando con niveles de comodidad elevados que te permitirán disfrutar cada golpe de gas.

El embrague actúa de manera eficaz, aunque sonoro – a mí me encanta ese marcado sonido en los cambios -, con buen empuje a la hora de adelantar y de reducir. Repito para solitarios, un colín precioso, pero no pensado para ir en compañía, aunque estéticamente reclama protagonismo en sus bonitas posaderas.

Pulido final

A diferencia que otros modelos custom de la marca, la posición de las estriberas no roza tan fácilmente, aunque a ritmo alegre no sea extraño llegar a hacerlo. Por lo demás sus bondades casan con ese toque de moto rebelde, en la que sin duda te sentirás como todo un Marlon Brando, dirigiendo tu pequeña horda de pandilleros.

Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Un conjunto para disfrutar en cada curva

Sin duda la montura inglesa no deja indiferente, gracias al marcado detalle que la casa británica siempre imprime en sus modelos.

La casa de Hinckley sabe sacar brillo a cualquier hierro y eso se deja ver y notar en un conjunto ágil y fiel al motero que busca una montura agradecida en sus paseos y obediente como el mejor caballo. Sí todo esto lo acompañas de ese característico aspecto de cromados combinados de manera elegante – que no es lo mismo que cantosa – el resultado es un producto que sabe combinar lo moderno con lo clásico, dispuesto a darte sólo alegrías y un buen número de momentos de diversión.

Resumen

Lo mejor

  • Motor
  • Cambio
  • Facilidad de uso
  • Confort

Mejoraríamos

  • Peso
  • Protección aerodinámica
  • Tapón de combustible sin llave (a parte como accesorio)
  • Asiento pasajero

Galería de fotos

  • Triumph Speedmaster 2011 - Cranberry Red
  • Triumph Speedmaster 2011 - Phantom Black
  • Triumph Speedmaster 2011 - Cruiser
  • Triumph Speedmaster 2011 - En acción
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Cromados perfectamente situados
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Manejable y fácil de llevar
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Buscando la curva perfecta
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Estilo en ruta
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Divertida en cada curva
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Llantas de aleación
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Custom de Hinckley
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Negros mate y brillo combinados entre motos y tapas
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Óptica trasera
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Detalle rueda trasera
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - asiento más cómodo
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Logo del modelo
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Detalle del motor
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Vista frontal
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Un conjunto perfecto para rutas
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Combinación de intermitentes, espejo y  piñas en el mismo plano
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Vista del motor izquierdo
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Detalle rueda delantera
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Bonita combinación de instrumentación y faro
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Triumph en relieve
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Detalle piña derecha
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Detalle piña izquierda
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Instrumentación repartida entre depósito y encima del faro
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Escape
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Detalle estriberas piloto
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Vista del asiento
  • Prueba Triumph SpeedMaster 2011 - Un conjunto para disfrutar en cada curva
¡DANOS TU OPINIÓN!

····························· publicidad ·····························
TV
FOTO

MÁS custom-cafe

Motos de pesadilla a la venta: Honda-Ferrari VTX1800S

Honda VTX1800S - Ferrari

Al igual que a veces, en vez de sueños tenemos pesadillas mientras dormimos, los propietarios de algunas motos deciden personalizar (...)

Yamaha XJR 1300 Flat Track VR|46

El motor es el protagonista

Rodolfo Frascoli propone una bestia de dirt track bautizada como "MYA" con una base poco usual para esta disciplina, ya (...)

Indian potencia los motores Thunder Stroke 111 para 2018

Nuevo motor Indian Thunder Stroke 111 2018

Aunque el grueso de la gama fue presentada en el pasado mes de julio, Indian se había guardado una pequeña (...)

Benelli Leoncino 2018: 4 "sabores" para todos los gustos

Gama Benelli Leoncino 2018

De cara a 2018, Benelli amplía su gama Leoncino con cuatro modelos con los que prácticamente contentará a cualquier tipo (...)

Harley-Davidson Perugia gana la Battle of the Kings III 2017

Bombtrack - Harley-Davidson Perugia

Los italianos de Harley-Davidson Perugia se han proclamado ganadores del "Battle of the Kings 2017" después de la final que (...)

Más custom-cafe »

····························· publicidad ·····························
····························· publicidad ·····························
····························· publicidad ·····························
SoyMotero.net
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER
SÍGUENOS TAMBIÉN EN
Soymotero Facebook Soymotero Twitter Soymotero Youtube Soymotero RSS Soymotero Google+ Soymotero Viemo Soymotero Instagram
©2013 EDITADA POR GLOBAL MOTOR NEWS S.L.
MotoGuía: el consultorio de SoyMotero.net HAZ TU CONSULTA X Sección patrocinada por