21-01-2020
Fotos:
Triumph/Kingdom Creative
Valora esta prueba

Una vuelta de tuerca más a la cafe racer por excelencia de Triumph da como resultado una Thruxton RS aligerada, con nuevo motor Euro 5 más potente y la deportiva parte ciclo de la ya extinta versión R. Tecnología muy “neo” unida a esa imperturbable esencia “retro”.

Lo mejor
Calidad de acabados
Facilidad de uso
Motor lleno
Mejoraríamos
Precio

Valoración final

Evolución muy lógica de un modelo con una larga tradición e historia que ha sabido adaptarse muy bien tecnológicamente a los tiempos que corren, pero sin perder un ápice de sabor. Una cafe racer de raza, cómoda y polivalente, que lo mismo te sirve para ir a trabajar cada día que para salir un fin de semana a carreteras de curvas. Se puede ir rápido con ella, el motor responde con potencia y carácter y, por supuesto, con una parte ciclo con suspensiones regulables de comportamiento sobresaliente. También vale para dejarla aparcada en una terraza y que la miren, porque es espectacular.

Todo esto, y a hora viene la parte no tan buena, tiene un precio, exactamente 17.000 euros. Una suma considerable y no al alcance de todos los bolsillos, que se justifica en parte teniendo en cuenta el equipamiento que monta de serie. Un precio que no desentona con los que se vienen viendo en otros modelos del segmento, pero que aún así personalmente me parece elevado.

Material utilizado en la prueba

Comentarios