02-10-2016
Fotos:
Javier Ortega
Valora esta prueba

Victory nos muestra cómo hacer una custom deportiva efectiva, minimalista, sencilla, sobria y personal en la que no tienen cabida los adornos ni los accesorios de "postureo". La Octane es la versión matriculable del "Proyecto 156" para competición: pura genética de carreras.

Lo mejor
Motor
Chasis de aluminio
Agilidad
Mejoraríamos
Radio de giro
Monodisco de freno delantero

Valoración final

Por 13.200 €, 5 años garantía y en un único color gris mate, la Victory Octane no esconde nada más allá de lo que ves... y sientes al conducirla. Hace gala de un conjunto motor-chasis muy equilibrado y de excelente comportamiento en carretera, con una entrega de potencia contundente, lineal y progresiva. Es lo suficientemente estrecha para manejarte entre el tráfico y su bastidor marca la diferencia respecto a otras custom americanas y japonesas. También dispone de múltiples accesorios de personalización para completarla a tu gusto. Si sólo te preocupa la conducción, la Octane es una buena candidata

Material utilizado en la prueba

Más pruebas Motos

Comentarios