Suscríbete a nuestro NEWSLETTER
Ir a pruebasVolver a Custom & Cafe
Custom & Cafe logo

Prueba Victory Octane 2016: octanaje minimalista

Victory nos muestra cómo hacer una custom deportiva efectiva, minimalista, sencilla, sobria y personal en la que no tienen cabida los adornos ni los accesorios de "postureo". La Octane es la versión matriculable del "Proyecto 156" para competición: pura genética de carreras.

  • 02/10/16
  • Javier Pérez Rubio
  • Javier Ortega
ampliar foto

Victory es la marca de motos más joven del panorama motociclista. Empezó a fabricar motos en 1998 y, desde entonces, ha apostado por un camino diferente en un segmento bastante tradicional como es el del custom. En 2003 abrió mercado fuera de EE.UU y en 2010 aterrizó de manera oficial en nuestro país. La firma de Iowa se encuentra englobada bajo el paraguas del gigante Polaris Industries, una macro empresa americana que desde 1954 no ha dejado de crecer. Además, también es propietaria de la mítica firma Indian desde hace tres años.

La Victory Octane es el último modelo de la marca, su plato fuerte en este 2016, basado en el prototipo de competición Project 156 que compitió en la subida de Pikes Peak 2015 y posteriormente evolucionada en los prototipos Ignition (Urs Erbacher) y Combustion (Zach Ness). Así, el V-Twin de 1.179 cc de última generación de la Octane emplea culatas de 4 válvulas, doble árbol de levas en cabeza, refrigeración líquida y caja de cambio de 6 velocidades para alcanzar 104 CV y 103 Nm de par. Según Victory, la Octane puede recorrer los 400 metros en 12 segundos y acelerar de 0-100 km/h en menos de cuatro, unas cifras más que respetables para una custom.

La Octane es el octavo modelo de la gama Cruiser americana en un catálogo que ya alcanza un total de 13 motos. Las sinergias con la “marca hermana” Indian se hacen notar y, por concepto y posicionamiento, tiene muchos puntos en común con la Indian Scout. El chasis de aluminio habitual en Victory es otro de sus puntos fuertes, equipada además con ABS de serie, transmisión por correa dentada, asiento monoplaza bajo (658 mm, la Octane está homologada para dos plazas), llantas de aleación (18 y 17 pulgadas), cupolino, faro trasero LED y un “envoltorio” general con ausencia total de cromados.

Sólo lo imprescindible

A los mandos de la Victory Octane reina la paz y rápidamente “encajas” en un consistente asiento monoplaza que te recoje convenientemente la zona lumbar. Insertas la llave de contacto en el lateral izquierdo del motor y, una vez que el V-Twin cobra vida todo cambia, las vibraciones son casi inexistentes para tener los cilindros a 60º y su alargado depósito te guía hacia el sencillo velocímetro analógico con display inferior (cambias la información con el botón de ráfagas) de aguja naranja fosforito. Engranas primera, estiras las piernas y ¡al ataque!

La Octane te pide guerra a poco que te lo propongas. Puedes apurar cada una de sus seis velocidades más de lo normal (ojo a la varilla de reenvío del cambio, baja, larga y expuesta) y no hace falta rebasar las 5.000 rpm (visibles en su cuentarrevoluciones digital) para que te de lo mejor de sí. La entrega de par es contundente pero no violenta, nunca desfallece y es muy lineal y progresiva. La aceleración es de lo mejorcito de la categoría y, cuando te quieres dar cuenta, miras atrás y ya no ves coches: ¡muy adictivo! Está claro que este propulsor sienta la bases de una futura generación de modelos destinados a aquellos usuarios para los que los términos custom y prestaciones no están reñidos. Con esto tampoco quiero decir que tengas que ir todo el rato “a saco” ya que el amplio rango de uso de su bicilíndrico de agua te permite rodar al ritmo que tú quieras en cualquier momento. Como sucede en la mayoría de cruisers, a la hora de frenarla debes apoyarte en la pinza trasera y se echa de menos un segundo disco delantero si quieres actuar con rapidez cuando la aguja se mantiene por encima de la velocidad legal.

ampliar fotoLa Victory Octane hace gala de una rapidez de reacciones y una facilidad de conducción poco habituales en el conservador segmento custom. ©foto: Javier Ortega

Al igual que sucede con otras Victory y con la Indian Scout, el chasis es una pasada, teniendo en cuenta que hablamos de una moto de más de dos metros de largo y 243 kg (en vacío). Su bastidor de aluminio junto a unas geometrías contenidas y un centro de gravedad bajo hacen que la manejabilidad y agilidad de la Octane sean fantásticas. Victory declara más de 30º de inclinación pero, si te lo propones rozas con los reposapiés: tranquilo, la estabilidad nunca se resiente. Las suspensiones tienen un tarado firme aunque de escaso recorrido, sobre todo, la pareja de amortiguadores traseros (7.6 cm), algo que puede hacerla muy seca de reacciones en tramos bacheados.

Si buscas recorrer muchos kilómetros del tirón rápidamente advertirás que no es la moto ideal ya que, pasadas un par de horas, te resentirás por unos puños sin almohadillado y una postura corporal en forma de “V” tumbada algo radical que te cargará piernas y brazos. Los 13 litros de su depósito dan para hacer 200 km sin problemas hasta que el chivato de reserva se encienda, debiendo buscar rápidamente una gasolinera.

ampliar fotoDiscreción y sobriedad para la Victory más potente y rápida del catálogo de la firma americana. ©foto: Javier Ortega

Valoración final

Por 13.200 €, 5 años garantía y en un único color gris mate, la Victory Octane no esconde nada más allá de lo que ves... y sientes al conducirla. Hace gala de un conjunto motor-chasis muy equilibrado y de excelente comportamiento en carretera, con una entrega de potencia contundente, lineal y progresiva. Es lo suficientemente estrecha para manejarte entre el tráfico y su bastidor marca la diferencia respecto a otras custom americanas y japonesas. También dispone de múltiples accesorios de personalización para completarla a tu gusto. Si sólo te preocupa la conducción, la Octane es una buena candidata

LO MEJOR
Motor
Chasis de aluminio
Agilidad
MEJORARÍAMOS
Radio de giro
Monodisco de freno delantero

Segunda opinión

Adiós a los prejuicios

Por Miguel Méndez

Confieso que no me esperaba las sensaciones que me ha aportado esta Victory Octane. Me ha resultado una moto fácil de conducir a pesar de rondar los 250 kilos, sin apenas vibraciones y relativamente cómoda. En un primer momento me eché para atrás cuando me dieron las llaves, pero luego me costó soltarlas. No es mi tipo de moto, pero tal vez por eso ha sido una buena experiencia conducir la Octane por las carreteras gracias a un motor muy equilibrado.

Una vez elogiado su comportamiento, también hay que decir que he echado de menos elementos tan necesarios como el indicador de nivel de combustible o unos puños algo más blanditos. Para dejar buen sabor de boca, diré que estéticamente es espectacular, gracias, en parte, al color gris mate.

Competencia

Galería de fotos

  • Victory Octane 2016
  • Victory Octane 2016
  • Victory Octane 2016
  • Victory Octane 2016
  • La Octane está disponible por 13.200 €
  • La Victory Octane comparte ADN con la Indian Scout
  • La agilidad de la Victory Octane es uno de sus puntos fuertes
  • La óptica trasera de la Victory Octane es de LED
  • Estabilidad y agilidad a partes iguales en la Victory Octane
  • Victory declara 30º de inclinación para su Octane
  • Con 104 CV la Octane es el modelo más potente del catálogo Victory
  • Aunque roces con los reposapiés, la Victory Octane mantiene la trazada sin inmutarse
  • La Victory Octane es una moto minimalista, sencilla y sin adornos
  • Tras muchos kilómetros, la agresiva postura de la Victory Octane se hace notar
  • Rapidez de reacciones y facilidad de conducción sobre la Victory Octane
  • La cúpula ahumada de la Victory Octane es más un adorno que una solución de confort
  • Gris acero y metal en la Victory Octane: nada para distraerte
  • Transmisión por correa dentada y refrigeración líquida en la Victory Octane
  • Monodisco de freno delantero y doble silenciador paralelo negro mate
  • Silueta baja y estilizada para la Victory Octane
  • El depósito de gasolina de la Victory Octane tiene 13 l. de capacidad
  • Velocímetro analógico y display digital para la Victory Octane
  • La Victory Octane es el único modelo de la marca americana que equipa el nuevo V-Twin 8 válvulas
  • Doble salida de escape paralela en le Victory Octane
  • Los amortiguadores traseros de la Victory Octane tienen poco recorrido
  • La varilla de reenvío del cambio de la Victory Octane está muy expuesta
  • Asiento monoplaza de la Victory Octane
  • Trasera de la Victory Octane
  • Victory lleva en el mercado desde 1998

Equipamiento del probador

Pantalones vaqueros Trilobite 661 Parado 661 Parado hombre
Marca: Tribolite Tipo: Pantalones De Moto
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 139 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
Botas AXO Trigger Botas AXO Trigger
Marca: Axo Tipo: Botas De Moto
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 149 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
Casco LS2 Psicodelic Casco Ls2 Jet
Marca: Ls2 Tipo: Cascos De Moto
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 144 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
Chaqueta AXO Vintage Frontal de la cazadora de cuero AXO Vintage
Marca: Axo Tipo: Chaquetas De Moto
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 349 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
Guantes Tucano Urbano Gig Guantes Tucano Urbano Gig
Marca: Tucano Urbano Tipo: Guantes De Entretiempo
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 64 (IVA incluído) € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
¡Sé el primero en comentar!

····························· publicidad ·····························
TV
FOTO

MÁS custom-cafe

Custom con motor W de tres cilindros: ingeniería pura

Suryanation Motorland W3

No hace mucho hablábamos de la calidad de los trabajos de customización que están llegando desde la India, Indonesia, Malasia, (...)

CCM FT6 Flat Tracker: diversión a golpe de gas

CCM FT6 Flat Tracker

Con esta ya son cuatro las versiones que ha lanzado la marca británica CCM sobre la base de la recientemente (...)

Honda CB1300SF PROJECT Big-1: muscle endurance

Honda CB1300SF PROJECT Big-1

A todos nos gustan las preparaciones en las que se rinde homenaje a las motos legendarias de resistencia. Pero si (...)

Suzuki Katana 3.0: reviviendo el mito

Suzuki Katana 3.0

Finalmente Suzuki no desveló ni en Tokio ni en Milán ningún prototipo basado en la Recursion, pero sí se pudo (...)

Kawasaki Z900RS por Doremi Collection, Bito R&D y Moto Corse: sublimes

Preparaciones sobre la nueva Kawasaki Z900RS

Kawasaki sorprendió en Tokio con su nueva Z900RS y, posteriormente en Milán con la versión cafe racer denominada Z900RS CAFE. (...)

Más custom-cafe »

····························· publicidad ·····························
····························· publicidad ·····························
····························· publicidad ·····························
SoyMotero.net
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER
SÍGUENOS TAMBIÉN EN
Soymotero Facebook Soymotero Twitter Soymotero Youtube Soymotero RSS Soymotero Google+ Soymotero Viemo Soymotero Instagram
©2013 EDITADA POR GLOBAL MOTOR NEWS S.L.
MotoGuía: el consultorio de SoyMotero.net HAZ TU CONSULTA X Sección patrocinada por