Pruebas
VOLVER
06-10-2018
Fotos:
Yamaha
Valora esta prueba

Los fabricantes descubrieron el atractivo de las "motos de las tres ruedas" gracias a los scooter y la posibilidad de conducirlas con carné de coche. Yamaha va un paso más allá con su Niken: es una moto "para adultos", ni siquiera limitable para el A2. Pero es realmente buena.

Lo mejor
Comportamiento, agilidad y estabilidad.
Precisión y seguridad frontal.
Nobleza en pilotaje deportivo.
Motor bastante potente y elástico.
Mejoraríamos
Cuadro de instrumentos y plásticos alrededor.
Un bloqueo delantero ayudaría a moverla en parado.
La pantalla parabrisas cubre poco.
Valoración final
Sospechaba que la Niken me iba a gustar, pero no esperaba que tanto. En su día me gustaron los primeros "tres ruedas" por la seguridad que aportaban a un piloto experimentado, y no tanto porque la gente sin experiencia creyera (falsamente) que "no se caían". La Niken no engaña, ni siquiera hay para A2, pero sube el listón y permite llegar a límites impensables (o irresponsables) en carretera con otras motos.
Se comporta, tiene tacto, como una moto, con sólo algo más de fuerza o decisión necesaria para moverla de lado a lado. No se aprecian esos 50 kg extra más que en parado, y en marcha apuntar y llevarla donde quieres es una delicia. El motor MT-09 y sus 115 CV permiten divertirse mucho con ella, aunque podría perfectamente con más… No la veo en su ambiente en circuito, sin embargo, donde debería poder inclinar más todavía. Pero en carretera es lo más parecido al "arma definitiva" para divertirse (y con seguridad).
Ficha técnica