18-08-2019
Fotos:
Yamaha
Valora esta prueba

Yamaha tira de archivo y nos recuerda su mítica XT500 de 1981, una campera nacida en 1976 que cambió el panorama de las motos trail de media cilindrada para siempre. De este modo, la XSR700 XTribute incluye múltiples modificaciones estéticas que la transforman en una scrambler-tracker, diferenciándose así de su hermana naked-retro.

Lo mejor
Facilidad de conducción
Agilidad
Respuesta motor
Imagen
Mejoraríamos
Sin control de tracción
Amortiguador trasero

Valoración final

Naked, retro, scrambler y tracker, cuatro especialidades en una misma Yamaha de apellido XSR700 XTribute. Fácil, ligera, divertida, accesible y fiable, también es una moto con personalidad que se desmarca de la versión estándar, pudiendo limitarse para usuarios de carnet A2. Sus 800 € extra (8.499 €) marcan la diferencia, adaptándose a cualquier usuario con gran versatilidad y polivalencia, tanto por ciudad como por carretera.

Material utilizado en la prueba

Comentarios