Suscríbete a nuestro NEWSLETTER

¿Qué debes saber acerca de los talleres de motos?

A la hora de llevar nuestra moto a reparar, existen una serie de aspectos que debes de conocer acerca de los talleres para que el servicio que te presten sea lo más beneficioso posible. En SoyMotero.net te explicamos cuáles debes de tener más en cuenta.

¡Danos tu opinión! 30/12/15 (SMN), SMN

ampliar foto
  • 30/12/15
  • SMN
  • SMN

Te puede interesar:

Montar en moto es una de las sensaciones más maravillosas con las que podemos encontrarnos en nuestro día a día. Desde SoyMotero.net trabajamos cada día para transmitiros esa afición tan especial que sentimos por el mundo de las dos ruedas. Sin embargo, no todo lo que está asociado a la moto tiene que ser fantástico. Como en todo, hay que hacer frente a una serie de directrices que nos ayuden a disfrutar encima de nuestro vehículo, y una de esas cosas es conocer nuestros derechos y obligaciones.

Cuando llega uno de esos días en los que nuestra compañera de viaje nos deja tirados, o tiene una de esas inoportunas averías, tenemos que cumplir el trámite de llevarla al taller, para que curen sus heridas de guerra. Respecto a nosotros como conductores, existen una serie de aspectos que conviene tener en cuenta a la hora de dirigirnos a un establecimiento de este tipo, ya que como otras cosas, están regulados por la ley.

Los talleres de reparación son un mundo y siempre hay que estar atentos a todo lo que se sucede en su interior, incluso cuando dejamos nuestra moto en sus manos. Conviene que estemos al tanto de nuestros derechos como clientes, y de las obligaciones que tienen que cumplir los talleres para respetar su condición como tal.

Los consumidores han de cerciorarse de todo el entorno que rodea a estos establecimientos, para estar seguros de que el servicio prestado es completamente fidedigno. Por eso, desde SoyMotero.net os explicamos todo lo que debéis saber acerca de los talleres.

Un taller es aquel establecimiento industrial en el que llevan a cabo operaciones o tareas encaminadas a la restitución de las condiciones normales de estado y funcionamiento de los vehículos, así como de sus componentes o equipos que hayan manifestado alteraciones tras la fecha de su fabricación.

Placa identificativa.

Por tanto, se trata del lugar en el que nosotros llevamos nuestra moto para que esta sea arreglada. Todo taller, para ser considerado como tal, tiene que portar a su entrada una placa identificativa que le acredite como un taller oficial o que se encuentra dentro de la legalidad vigente.

Toda placa se compone de tres filas, siendo en la primera donde se especifica las actividades que desempeña el taller (mecánica, carrocería, electricidad o pintura); la segunda marca la especialidad, que en nuestro caso será motocicletas; y la tercera la ubicación geográfica del establecimiento (provincia y número de registro, por ejemplo M-3891).

Los talleres se clasifican según 4 puntos de actuación:

Por su relación con los fabricantes de vehículos, equipos o componentes

  • Talleres genéricos o independientes: Aquellos que no están relacionados con ninguna marca, y por tanto no requieren ningún tratamiento o responsabilidad.
  • Talleres de marca: Los que sí están vinculados con alguna marca.

Por su rama de actividad

  • Mecánica: Se inscriben aquí todos los trabajos que impliquen la reparación o sustitución de algún componente mecánico del vehículo.
  • Electricidad: Relacionado con los elementos eléctricos que acompañan al motor, pero también con el alumbrado, señalización, etc.
  • Carrocería: Todos los trabajos que entrañen alguna pieza de la carrocería.
  • Pintura: Labores de pintura. revestimiento y acabado de carrocerías.

Motocicletas

Los vehículos de dos o tres ruedas tienen su propia tipología, y por tanto todos los trabajos que hemos desarrollado en el punto anterior, se incluyen de manera conjunta en este tercer punto. La moto abarca todos los supuestos.

Por su especialidad

Los turismos y las motocicletas no son los únicos vehículos susceptibles de reparación, por lo que en esta categoría se inscriben todos aquellos que no estén sujetos a ninguno de los puntos anteriores.

Hay puntos que se parecen mucho entre sí, y que muchos talleres cumplen de manera conjunta, por lo que no siempre se sigue al pie de la letra esta clasificación.

Antes de dejar nuestro vehículo en manos de los mecánicos del taller, debemos asegurarnos de que nos proporcionan un presupuesto en el que se exprese el coste de nuestra reparación. Este presupuesto tiene una validez de 12 días a partir del día en el que nos hacen entrega del mismo. Además, deben figurar los siguientes datos:

  • Número del taller
  • Nombre y domicilio del usuario
  • Datos del vehículo
  • Reparaciones a efectuar
  • Fecha y firma del prestador del servicio
  • Fecha prevista de entrega
  • Indicación del tiempo de validez de dicho presupuesto
  • Espacio para las firmas

Una de las cosas que más debemos de tener en cuenta, es que si por el motivo que fuera, durante la reparación de nuestra moto, apareciesen nuevas averías, el taller debe comunicárnoslo de forma inmediata, y no seguir adelante hasta que demos nuestro consentimiento en un plazo máximo de 48 horas. Una contratiempo de este tipo puede traducirse en un incremento significativo de nuestro presupuesto de reparación, el cual no tenemos porqué aceptar si no estamos conformes.

Por último, otro derecho del que disponemos es que podemos cancelar cualquier reparación en cualquier momento, siempre que abonemos al taller un importe por los trabajos efectuados hasta ese momento.

Probablemente este sea el punto más importante de este especial. Lo es porque el principal temor o la preocupación más latente que tenemos todos cuando recogemos nuestra moto del taller, es que su reparación haya sido fructífera, y no haya sorpresas de ningún tipo que nos obliguen a tener que volver a dejarla en el taller.

Para ello, el usuario dispone de la garantía de reparación, algo que todo taller siempre ofrece a sus clientes. En el caso de la moto, este se ajusta a la misma normativa que el turismo u otros vehículos, de tal forma que la garantía es de tres meses o 2.000 kilómetros sobre el material cambiado o reparado. Si la nueva avería se produce en esos intervalos, debemos hacer valer nuestra garantía de reparación.

Dicha garantía es total, es decir, que lo cubre absolutamente todo. Gastos de transporte, materiales, mano de obra, etc. Por otro lado, es decisión nuestra decidir si queremos que el mismo taller donde efectuamos la primera reparación, lo vuelva a hacer en esta segunda ocasión. Aquí entra nuestra propia confianza al taller en cuestión.

Igualmente, si se produce una nueva avería, el taller está obligado a devolver de forma íntegra el dinero percibido por parte del cliente a la hora de llevar a cabo la reparación.

Como en todos los servicios que se prestan a los diferentes consumidores, los talleres de reparación disponen de hojas de reclamación para que los clientes formulen en ellas todas las quejas que tengan acerca del servicio prestado.

En caso de que el establecimiento no dispusiera de estas hojas de reclamación, nosotros podemos reclamar igualmente por el medio que consideremos más adecuado.

Por otro lado, sólo se podrán realizar reclamaciones en un plazo máximo de dos meses después de la entrega del vehículo, o bien antes de que finalice el período de validez de la garantía de reparación.

Nadie quiere llegar a este punto nunca, pero si la actitud del taller o la empresa encargada de reparar los daños de nuestra motocicleta no cumple con su obligación o no tiene en cuenta nuestros derechos como consumidores, tendremos que recurrir a esta vía.

  • 30/12/15
  • SMN
  • SMN
Galería de fotos
  • Taller de reparación
  • Placa identificativa.
¡Sé el primero en comentar!

* Campos obligatorios. Privacidad de datos en los comentarios y responsabilidad de la autoría.

, , ,

····························· publicidad ·····························

ÚLTIMAS CONSULTAS MOTO NUEVA

Quiero hacer enduro con una 2T, ¿qué opciones tengo?

¿Qué opciones quedan?

Nuestro amigo Eduardo es un aficionado al off-road y después de haber pasado por algunos modelos de enduro de 4 (...)

¿Se pueden conducir scooters de más de 125 c.c. con el carné de coche?

Repasamos las opciones

Nuestro amigo José se ha puesto en contacto con nosotros para aclarar el tipo de motos que se pueden conducir (...)

¿Son la LML Star y la Vespa PX 125 buenas motos para principiantes?

Dos motos con carácter

Nuestro amigo Jorge quiere iniciarse en el uso de motos compatibles con el carné de coche y siempre ha sido (...)

Quiero una moto deportiva de 125 cc, ¿qué opciones tengo?

Repasamos las diferentes opciones

Nuestro amigo Antonio tiene como objetivo el de introducirse en el mundo de las motos y quiere hacerlo de la (...)

¿Qué maxiscooter de 125 cc me compro?

El J125 es digno heredero del J300

Nuestro amigo Javier está decidido a iniciarse en el mundo de las motos y su plan es hacerlo con una (...)

MÁS CONSULTAS DE MOTO NUEVA »

Sucríbete a nuestro boletín

····························· publicidad ·····························
····························· publicidad ·····························
····························· publicidad ·····························
SoyMotero.net
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER
SÍGUENOS TAMBIÉN EN
Soymotero Facebook Soymotero Twitter Soymotero Youtube Soymotero RSS Soymotero Google+ Soymotero Viemo Soymotero Instagram
©2013 EDITADA POR GLOBAL MOTOR NEWS S.L.
HAZ TU CONSULTA MotoGuía: el consultorio de SoyMotero.net Sección patrocinada por